Banco Central Europeo sacó el arsenal para impulsar la economía del euro

Rebajó la tasa de interés a 0% y amplió las medidas de estímulo monetario
El Banco Central Europeo (BCE) recurrió a gran parte del arsenal de medidas de estímulo que aún tenía almacenado, recortó sus tres tasas de interés y amplió el programa de compra de activos para impulsar la economía de la zona euro y evitar que una inflación ultrabaja se atrinchere.

En una decisión que inicialmente hizo caer el euro 1%contra el dólar antes de recuperarse, el BCE profundizó la tasa negativa de su facilidad de depósito y amplió su programa de compra de activos a € 80.000 millone al mes desde los € 60.000 millones anteriores, superando las previsiones del mercado que esperaban una subida a € 70.000 millones.

A la vez que bajó 10 puntos básicos la facilidad de depósito a -0,4%, redujo su tipo principal de refinanciación a 0 desde 0,05% y su tipo marginal - el que usan los bancos para tomar prestado dinero al BCE en un día - cayó a 0,25% desde 0,3%.

Esperando impulsar los préstamos, el consumo y la inflación, el BCE también dijo que empezaría a comprar deuda corporativa y lanzaría nuevas rondas de créditos baratos, para que los bancos los extiendan a la economía real.

Reduciendo abruptamente sus previsiones de inflación al 0,1%, el BCE dijo que las próximas rondas de créditos ultrabaratos a los bancos a cuatro años incluirían en algunos casos algunos endulzantes extra para alentarlos a trasladar los préstamos a terceros.

"Un banco que sea muy activo a la hora de conceder préstamos a la economía real puede pedir prestado más que un banco que se concentre en otras actividades", dijo el presidente del BCE, Mario Draghi.

Draghi, que para algunos decepcionó a los mercados en diciembre cuando presentó medidas de estímulo por debajo de las expectativas, dijo que eran necesarias más medidas porque la recuperación de la zona euro corría el riesgo de verse mermada por la ralentización de los mercados emergentes.

"Con el paquete integral de hoy para las decisiones de política monetaria, estamos aportando estímulos monetarios sustanciales para contrarrestar los mayores riesgos hacia el objetivo de estabilidad de precios del BCE", dijo en rueda de prensa.

"El consejo de gobierno espera que los tipos de interés clave continúen en el nivel actual o más bajos durante un periodo de tiempo extendido, y mucho después del horizonte de nuestras compras de activos netos", dijo, pronosticando que la inflación continúe negativa en los próximos meses y repunte posteriormente este año.

No obstante, Draghi dijo que había límites hasta donde podían caer las tasas.

"En resumen ... básicamente el énfasis pasará cada vez más de instrumento de tipos a otros instrumentos no convencionales", dijo Draghi.

Reacción

"Buenas noticias para Europa: Tras haber dado menos de lo que se preveía en diciembre, el BCE volvió a su forma normal y alivió la política un poco más de lo previsto", dijo Holger Schmieding del banco Berenberg.

Pero otros fueron más críticos, advirtiendo que una política monetaria tan laxa corría el riesgo de crear burbujas de precios y eliminaba incentivos para que los gobiernos reformen sus economías.

"¿Qué pasará si la situación económica se deteriora abruptamente una vez más, requiriendo una fuerte respuesta monetaria? No anticipo que esto vaya a pasar, pero si sucediera, el BCE habría disparado la mayoría de su pólvora" dijo Michael Menhart, economista jefe de la aseguradora alemana Munich Re.

El BCE ha obtenido pocos resultados de los € 700.000 millones que ha gastado en compra de deuda pública y otros activos en el último año, ya que el desplome de los precios de las materias primas ha eclipsado el impacto de sus medidas de alivio cuantitativo.


Fuente: Reuters

Populares de la sección