Banco Central sospecha de lavado en Cambio Nelson

Mario Bergara, presidente del BCU, informó al Parlamento que "hay indicios" de lavado
El presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, dijo que hay "indicios" de que el Cambio Nelson, del departamento de Maldonado, realizó actividades financieras que pueden constituir el delito de lavado de dinero.

Ese extremo deberá ser determinado por la Justicia que investiga lo ocurrido mientras el propietario Francisco Sanabria sigue prófugo.

La información del eventual lavado la aportó ayer Bergara en la comisión de Hacienda del Senado, a la que concurrió invitado por el senador nacionalista Alvaro Delgado.

El titular del BCU, según supo El Observador, comentó en esa reunión que "hay profesionales" involucrados en esta maniobra. Eso luego fue ratificado por Delgado. Según la autoridad bancocentralista "se ocultó información" de las operaciones del Cambio Nelson y "hubo un claro apartamiento de las normas contables", dijo Bergara.

Luego de ser incautada documentación y accedido a las computadores, Bergara afirmó que "hay indicios que pueden indicar la presencia de lavado de activos".

"Eso hay que interpretarlo en el marco del proceso positivo que ha sido el fortalecimiento de la normativa antilavado a nivel de los bancos. Quizá, años A, estas operaciones que involucraban lavado se procesaban a través de los bancos y hoy, tanto del lado regulatorio como del lado de las exigencia de los propios bancos y casas matrices, esas operaciones ya no circularían a través de los bancos y por tanto buscan estas otras vías alternativas", afirmó Bergara.

El jerarca, que fue acompañado al Senado por todo el directorio del Banco Central, precisó que un indicio de lavado es el hecho de que haya clientes que fueron citados por el juez, que tienen montos significativos de dinero depositados en ese cambio y "no aparecieron para denunciarlo".

El propietario de Cambio Nelson, el empresario Francisco Sanabria, quien según Interpol está en Estados Unidos, reconoció, a través de sus abogados, deudas por casi US$ 9 millones de dólares vinculadas a ese negocio.
Bergara precisó que de los 379 clientes del cambio que tenían unos US$ 10 millones, sólo 22 concentraban más del 80%, es decir que 22 clientes tenían unos US$ 8.5 millones.

También se detectó, luego de ingresar al sistema informático del cambio, que de ese monto de US$ 8,5 millones, unos US$ 4 millones pertenece a Sanabria o a empresas vinculadas al titular del firma.
Bergara explicó que los mecanismos por los cuales el BCU puede tener una presunción de fraude no se pusieron en marcha.

"No hubo denuncia de los empleados, no hubo denuncias de clientes ni información que llegara a la base del BCU que hiciera pensar que estas operaciones no autorizadas se hacían", comentó el presidente de la institución que se encarga de vigilar al sistema financiero.

Los empleados de ese tipo de negocios tienen la obligación de hacer denuncias cuando entienden que se está cometiendo una irregularidad como es el caso de recibir depósitos.

Bergara aclaró que los cambios manejan un porcentaje muy menor de los activos de todo el sistema financiera por lo que descartó de plano que a raíz de esta situación exista un riesgo para la estabilidad de la plaza.

Al término de la comisión de Hacienda, el senador Delgado se mostró preocupado por eventuales casos de lavado de activos y en la reunión preguntó a las autoridades del Banco Central cuál es el plan de contingencia para prevenir estas situaciones.

Dijo que las casas de cambio "son las que menos regulación tienen" para prevenir el lavado de dinero, y entre las alternativas que se conversaron ayer para mejorar los controles está impulsar cambios en la ley y hasta la posibilidad de sancionar a profesionales.

En el caso de Maldonado, el Banco Central no tiene dudas de que al menos un contador presentó la información de la empresa buscando engañar.

Los reportes de operaciones sospechosas de lavado del Banco Central del año 2015 fueron 27% más que los de 2014 y los del 2016 fueron 35% más que los reportes del 2015.

"El tema hay que abordarlo rápidamente con cambios legales en el control y las sanciones correspondientes", comentó Delgado.

El Banco Central suspendió las actividades del cambio Nelson luego que este cerró previo al feriado de Carnaval y está en marcha el proceso para cancelar la autorización que le permite operar.

El Banco Central decidió asimismo que las casas de cambio deben publicitar que no pueden recibir depósitos de los clientes.

Gestionan el seguro de desempleo

El diputado Alejo Umpiérrez (Todos), presentó un proyecto de ley para conceder el beneficio del seguro de paro a los más de 300 funcionarios del Cambio Nelson.

El legislador expresó que al desaparecer la empresa y sus directivos los trabajadores quedaron en una suerte de limbo jurídico".

Los empleados no comunicaron nada al BPS y a los 30 días sin comunicación legal, los trabajadores perderán el derecho a la cobertura del seguro de desempleo y la cuota de salud.

Vuelven a Diputados

Las autoridades del Banco Central volverán al Parlamento por el cambio Nelson pero la próxima vez será a la comisión de Hacienda de Diputados.

Fueron convocados por la diputada Elisabeth Arrieta (Alianza Nacional) quien consultará sobre las consecuencias en el sistema financiero que puede tener la situación originada en Maldonado.

Populares de la sección