Bancos estatales brasileños son optimistas con la recuperación

Tras dos años de recesión, esperan que la economía vuelva a repuntar

Los bancos brasileños controlados por el Estado, que han sufrido una mayor morosidad en pago de préstamos y tuvieron que asumir más provisiones que sus rivales privados este año, tienen más confianza que ellos en que la mayor economía de América Latina pronto dejará atrás la recesión.

Ejecutivos del Banco do Brasil SA, el mayor del país por activos, dijeron el viernes que las provisiones probablemente llegaron a un máximo en el segundo trimestre, porque esperan que los presupuestos de hogares y empresas se recuperen tras dos años de crisis.

Por su parte, Caixa Econômica Federal –el máximo prestamista hipotecario– espera que la morosidad baje a fines de año.

El ánimo optimista de ambos bancos contrasta con la visión de dos de los mayores bancos privados, Itaú Unibanco Holding SA y Banco Bradesco SA, que no prevén que la morosidad en las cancelaciones de créditos disminuya antes de junio del próximo año.

Ambos se han enfrentado en los últimos trimestres a una oleada de pedidos de renegociación de préstamos existentes, porque la crisis económica ha reducido la disponibilidad de efectivo de muchos de sus grandes clientes empresariales.

La recesión forzará a bancos privados y estatales ha revisar la calificación de al menos 90.000 millones de reales (US$ 28.000 millones) en préstamos a empresas que están complicados, porque las bancarrotas se han duplicado desde el año pasado. Analistas dicen que más de la mitad del total está en bancos estatales. "Puedo asegurarles que hemos gestionado las cosas acá de una manera más conservadora que muchos de los bancos del sector privado", dijo a periodistas el pasado jueves Paulo Rogerio Caffarelli, quien asumió el mes pasado como presidente ejecutivo de Banco do Brasil.

Los inversores están dando a Caffarelli y a Gilberto Occhi, presidente de Caixa Econômica, el beneficio de la duda. Las acciones de Banco do Brasil han subido un 8,3% desde el jueves.

El presidente interino Michel Temer, quien reemplazó en mayo a la suspendida Dilma Rousseff del Partido de los Trabajadores, nombró a Caffarelli -un ex funcionario del Ministerio de Hacienda- y a Occhi -un ex ministro- como parte de una reestructuración del liderazgo en las empresas estatales. "Si bien la calidad de los activos sigue siendo un tema en el sector, los resultados del sistema muestran que estamos cerca de haber tocado fondo", dijo Tito Labarta, analista de Deutsche Bank Securities. "Banco do Brasil debería ser el que más se beneficie" con una recuperación, añadió. (Reuters) l

La industria suiza de relojes exporta más de US$ 20.000 millones por año, pero en el primer semestre del año este total bajó un 11%, un descenso que se ha venido agravando mes a mes. Por ello es que la principal fábrica suiza de relojes acaba de informar de un descenso de un 54% en sus ganancias del último año. Algo similar ocurre en el resto del sector.

Desde principios del año pasado, la fortaleza del franco suizo es una de las causas de la baja de las exportaciones. La lucha del gobierno de China contra la corrupción ha vuelto más cuidadosos a sus empleados para aceptar de regalo relojes suizos. Más en general, también ha bajado la demanda de otros países de Asia.

La exportación hacia Europa también está en baja, debido al descenso del turismo, como consecuencia de los últimos atentados terroristas. Francia, uno de los mercados más importantes para los relojes suizos, en parte porque recibe un importante ingreso de turistas, es uno de los países más afectados por esta tendencia.

Otro factor adverso ha sido la suba del precio del oro, que en este año ya es de un 25%, afectando a la venta de relojes de mayor valor, cuyas ventas han bajado un 31% en el último año. En un mundo cambiante desde el punto de vista tecnológico, hay una menor demanda de ciertos bienes de lujo, en especial por parte de los jóvenes, que orientan sus preferencias hacia otro tipo de productos. En particular, tanto en el mundo occidental como en Asia, la venta de relojes inteligentes está erosionando a la participación de los relojes tradicionales. Una de las formas de reacción de la industria suiza para hacer frente a estas dificultades es, justamente, el inicio de la producción de relojes inteligentes, con un comienzo auspicioso. Pero por el momento, son pocos los fabricantes con disposición para entrar en este mercado, debido a las limitaciones de escala.


Populares de la sección