Bancos otorgan menos de 300 créditos hipotecarios por mes

Son varios los elementos que explican la caída del número de préstamos

En el promedio mensual de los últimos 12 meses cerrados a junio se entregaron en Uruguay un total de 259 préstamos hipotecarios. De hecho, salvo un repunte casi imperceptible entre noviembre y diciembre (un crecimiento de solo un préstamo), desde julio de 2015 la cantidad de créditos para adquirir una vivienda ha venido cayendo mes a mes, según los datos que publica el Banco Central (BCU).

Según el consultor inmobiliario Julio Villamide se trata de un "reflejo de la situación económica" que atraviesa el país. La desaceleración ha impactado en la confianza del consumidor, agregó, lo que genera que esté menos proclive a realizar una compra de este tipo. Se busca evadir, dijo, las "obligaciones a largo plazo".

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) –elaborado por Equipos Consultores y la Cátedra Sura de Confianza Económica de la Universidad Católica– mostró en junio la primera recuperación parcial de su subíndice Predisposición a la compra de bienes durables tras cuatro caídas consecutivas. Esto se dio en un contexto de debilitamiento del dólar y durante uno de los dos meses del año en el que los asalariados cobran el aguinaldo. El ICC permaneció estable en junio frente a la medición de mayo, pero continúa en la zona de "moderado pesimismo".

En tanto, el aumento de la tasa de desempleo (que en mayo llegó a 7,9%, por encima del registro de 7,4% de un año antes) sumado a la desaceleración del poder de compra de los trabajadores son otros dos elementos que contribuyen para que acceder a un préstamo hipotecario hoy sea más cuesta arriba que tiempo atrás. La suba de la moneda estadounidense en el último año es otro de los factores que explica la menor demanda de préstamos inmobiliarios.

La disminución en la cantidad de préstamos de este tipo puede seguir durante los próximos meses, de acuerdo a Villamide, pese a lo cual el "ritmo de caída va a ser menor" a lo que se venía observando, agregó. De todas maneras, el consultor inmobiliario se mostró más optimista respecto al mediano plazo, fruto de las proyecciones de "crecimiento moderado" para Uruguay en 2017 junto a un entorno regional un poco menos hostil que el actual.

Suba en segundo trimestre

Semanas atrás, El Observador dio cuenta de que, medidos en dólares, los precios que pedían los propietarios por sus inmuebles se habían incrementado durante el segundo trimestre de 2016. Así, se cortó cerca de un año de estancamiento. Igual, si se consideraba la caída del tipo de cambio y la suba de los salarios a lo largo de este mismo período, la capacidad de los hogares para acceder a un inmueble aumentó en los últimos tres meses por primera vez, tras al menos dos años de caída.

De acuerdo al índice de precios de oferta de la vivienda en Montevideo que elabora El Observador, en términos interanuales los precios se ubicaron en junio 1,9% por arriba de igual mes de 2015.

El poder de compra de metros cuadrados en Montevideo que poseía un salario promedio había caído 7,5% entre junio del año pasado y marzo de 2016. Este fenómeno se modificó entre abril y junio de este año. Para financiar un inmueble medio (apartamento de dos dormitorios y 65 m2) y cumplir el requisito de ingreso mínimo que estipulan los bancos –la cuota mensual en unidades indexadas no puede superar el 30% del ingreso familiar–un hogar uruguayo debía ganar
$ 86.500 en junio de 2015. Esa cantidad trepó a $ 104.100 en marzo de este año, y descendió en junio a $ 100.600. De esta manera, en el último trimestre hubo una mejora en la capacidad de los hogares para acceder a un inmueble.


Populares de la sección