Basta de promesas; en defensa del patrimonio

El municipio ha demostrado no tener herramientas de contralor suficientes
Si bien hay múltiples dependencias dedicadas a estos temas, la escala y dimensión de su propia estructura atentan contra los resultados.

El debate generado a partir del edificio de Cantegrill, que dominó los medios informativos por una semana pone en evidencia esas falencias y es un parteaguas en cuanto a la incidencia de la participación ciudadana en estos temas.

La iniciativa de Rafael Córdoba, un joven licenciado en letras interesado en temas de la ciudad, logró juntar 5.000 firmas en la plataforma Change.org, que presionaron al gobierno municipal para introducir una medida cautelar y evitar su demolición, al menos por ahora.

El caso es alarmante por partida doble. Por un lado, el ente, tras su omisión, actúa en reacción al escándalo de la población. Por otro: ¿Qué pasa luego de que caduque esa medida? ¿Qué pasa con las multas irrisorias que deben pagar quienes saltean etapas en permisos?

Charlando con Córdoba se enlaza otro tema relacionado que se reitera periódicamente: los anuncios de obras, promesas o concursos que quedan truncos y no se ejecutan. Una verdadera herramienta demagógica a costa de recursos que financiamos todos, y una pérdida de tiempo y esfuerzo importante de muchos particulares que se la juegan a proponer proyectos que luego quedan en la nada.

Pareciera que lo único que cruza elegante y eficientemente este panorama son las obras del presupuesto participativo que sí concretan soluciones propuestas por vecinos; o el proceso de reforma de marquesinas en 18 de julio, aunque viene más dilatado que lo previsto.

Recordando varios de los proyectos anunciados o llamados a concurso que quedaron en el olvido, notamos que muchos de ellos pertenecen a órbitas municipales, lo que resalta aún más la falla: no se cuida el patrimonio histórico argumentando falta de recursos, pero se dilapidan cuantiosas sumas en instancias de obras nuevas que tampoco se concretan.

Cabe recordarle al funcionariado público que convoca a concursos externos lo que significa para un estudio de arquitectura presentarse a un llamado: muchísimas horas de elaboración conceptual, dibujos, renders, maquetas, producciones de entrega, inversión de tiempo y recursos (un mes de trabajo de mucha gente muy capacitada) que se restan a trabajo remunerado. El reiterado abandono de los proyectos concursados resta seriedad al proceso y desanima a una gran franja de posibles concursantes.

Los repasamos en orden de jerarquía para la ciudad:


Fue un llamado del año 2010 del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, al que se presentaron 38 estudios y que ganó Fábrica de Paisaje (conformado por los Arquitectos Fabio Ayerra, Marcos Castaings, Martín Cobas, Federico Gastambide, Javier Lanza y Diego Fagúndez.)

El proyecto daba preferencia a la peatonalización de toda la plaza y su perímetro, integrándola en un mismo nivel a las edificaciones lindantes y preveía estacionamientos subterráneos para 240 vehículos.

Mientras se trabajaba en los proyectos se desató una polémica, cuando trascendió que la IMM estaba haciendo un llamado a empresas para la construcción de estacionamientos subterráneos en la propia Plaza, lo cual minó de inseguridades y especulaciones el proceso. Cuando el concurso fue anulado, según uno de los titulares del equipo ganador, en el MTOP adujeron que "en las bases no estaba estipulada la fecha de inicio de obras o siquiera si se harían".

(Incluimos esta verdadera burla a los esfuerzos de quienes participaron en el proceso entre las omisiones de la IMM porque estuvo involucrada en el tema y de hecho tampoco concretó el proyecto que manejaba en paralelo.)

Con un presupuesto de U$S 10 millones que se preveían para una obra de 30.000 m2, el BROU llama a concurso en el año 2009 para ampliar su sede central, con un sector de oficinas, servicios culturales y recuperación de la Atarazana y Aduana Vieja.

El ganador entre 68 equipos presentados, fue el proyecto de los Arquitectos Alejandro Baptista Devia, Alejandro Baptista Acerenza y Horacio Flora.

El año pasado nos alegrábamos de la movida de la Intendencia al convocar a Jan Gehl, un urbanista danés con amplia trayectoria mundial, a realizar un diagnóstico y propuesta para nuestra principal avenida en el marco de una iniciativa del BID. Eso fue la primera semana de setiembre. En teoría, el equipo enviaba su informe en noviembre, y luego podría implementarse. Gehl es conocido por propuestas que dan prioridad a peatones y ciclistas y que no requieren intervenciones complejas ni inversiones utópicas. Siendo mayo y teniendo la oportunidad de asistir a una charla del Ing. Martínez con el Club Británico, hice uso de la palabra en la instancia de preguntas y consulté sobre ese proyecto. Indicó que sí lo habían presentado, y dio la impresión que no lo había leído. El Intendente dijo que lo tenía a disposición Silvana Pissano en Espacios Públicos, a quien ha sido imposible contactar tras varios mails rebotados y llamadas que me indican está de licencia. Eventualmente podré hacerme con ese informe y lo difundiré por este medio, pero la reflexión inmediata es: ¿Se contratan equipos especializados para encajonar propuestas? ¿Dónde va el dinero con que en la teoría el BID financia obras que luego no se hacen?

Si bien puede entrar en la categoría de que se está implementando con los tiempos de la IMM, ¿hay que estar como los niños chicos persiguiéndolos para que hagan los deberes?

Durante el mes de Octubre de 2011 se llevó a cabo el Concurso de Ideas para laRemodelación de la Plaza de la Democracia, también conocida como Plaza de la Bandera. El primer premioo fue para los Arquitectos: Carolina Lecuna, Marcelo Roux y Nicolás Moreira.La Intendencia de Montevideo convocó a este concurso con la finalidad de remodelar el espacio dando un nuevo significado al espacio publico sin perder la relevancia como articulador urbano y caracterizador del Pabellón Nacional.

El proyecto del llamado "Barrio de las Artes" fue lanzado en octubre de 2010. Aprovechando las instalaciones culturales ya existentes -como el Teatro Solís, la reformada Sala Verdi, el Café La Diaria y el ex Hotel Cervantes- además de otros proyectos, se pretendía impulsar la instalación de nuevos emprendimientos, tales como ateliers de artistas, estudios, talleres de artesanos, remates de arte, boliches, librerías, disquerías, centros educativo-culturales, jugueterías didácticas, casas de diseño, de música, de antigüedades (decoración, libros, esculturas) y venta de productos gourmet.

Además, recuerdo una serie de intervenciones urbanas como:

_ Intervenciones artísticas en fachadas de locales en desuso.

_ Iluminación en fachadas de valor patrimonial.

_ Señalización de lugares de interés público, artístico e histórico.

_ Diseño para las veredas recreando la identidad del Barrio.

_ Equipamiento urbano de diseño. Quedaron los previos pero poco de nuevo puede verse en ese entorno hasta ahora...

F)Quioscos de revistas

Ya nos hemos ocupado del tema en este post donde relevábamos el estado de unos 80 quioscos de revistas repartidos en el eje de 18 de Julio a cuál más vandalizado o abandonado. En ese momento tuvimos el testimonio del Sr Eddy Espert, del sindicato de vendedores de diarios y revistas que se mostró consciente de la falta y nos informó que "justo" se estaba trabajando en conjunto con la IMM en sustituirlos con un diseño que ya estaba aprobado y en breve se concretaría.

La nota y conversación fueron hechas en setiembre del año pasado y los quioscos -piezas claves del equipamiento urbano y percepción del estado de la principal avenida- aún no han experimentado cambio alguno.

G) Puestos de venta callejeros

La iniciativa anterior está alineada con un proyecto paralelo de reformulación y reubicación de los puestos de venta callejeros, otra desprolijidad evidente. Si la Intendencia decide aceptarlos como realidad social, debería hacerse cargo de ordenarlo y mejorarlo para evitar la tugurización rampante. Está indicado en el portal municipal, en nota de julio del pasado año, y aún sin registros de mejoras.

Según se informaba en su propio portal en julio del 2015, la IMM, en el marco de su proyecto para revitalización de 18 de Julio, estaba abocada al cambio de luminarias en una obra a realizarse en tres etapas, cubriendo toda la longitud desde Plaza Independencia hasta Boulevard Artigas, con 96 postes (3 por cuadra) a un costo de U$S 3,7 millones.

Las nuevas, colocadas a mayor altura y con mayor rendimiento lumínico y menor consumo energético, están presentes en un tramo corto en el entorno de la universidad, pero ausentes en el resto.

Si en julio comenzaban a colocar 96 postes, para esta altura y a un ritmo no muy vertiginoso de dos por semana debería estar terminado. La muestra quedó, pero el resto (del presupuesto y de las columnas y luminarias) no se encuentran donde deberían.

I) Iluminación de edificios emblemáticos

Otro pendiente es la iluminación de edificios públicos importantes: cuando hay restricciones es entendible que lo anulen pero cuando no las hay y con las tecnologías de bajo consumo a disposición es imperdonable que edificios relevantes de la capital carezcan de iluminación apropiada o de iluminación a secas. Esto afecta la percepción de la ciudad, por seguridad y por respeto al patrimonio. Ahora que lo pienso el que no se "vean" físicamente es metafórico de la gestión.

Estimado lector, haga el ejercicio de googlear "Montevideo iluminación nocturna de edificios"... nada de nada. Mercado agrícola con suerte. Cambie "Montevideo" por "Madrid" o "Buenos Aires" y luego me cuenta.

La Sociedad de Arquitectos del Uruguay, con el trabajo de sus comisiones asesoras en Patrimonio y Sustentabilidad, busca impulsar la iluminación de edificios patrimoniales con el proyecto "Iluminando memorias".Esto no solo destacaría los valores de estas edificaciones, sino que también daría seguridad a la zona.

J) Foodtrucks

El año pasado escribimos una nota que fue hasta la fecha la de mayor repercusión del blog. Fue así que tuve el honor, luego de cuatro meses de mails, llamados e intentos de entrevistas con personal de dependencias involucradas en el tema, que me citaron de la secretaría del Intendente Martínez. Gente jóven, entusiasta, estrenando puesto y con todas las pilas para aportar y concretar. Se nos dio la pauta que estaban terminando temas prioritarios de movilidad urbana pero en breve nos citarían a mesas de trabajo interdisciplinarias para comenzar a discutir y elaborar un proyecto viable para todas las partes. En el ínterin, se registró legalmente la Asociación de foodtrucks del Uruguay, se creó un grupo de Facebook y se organizan eventos cada vez más frecuentes en la ciudad. Sin embargo y si bien sabemos que alguna acción hay de parte de la comuna a nivel de relevamientos y demás, la instancia del trabajo en conjunto sigue en veremos.

K) Vandalismo, pegatinas

El atentado contra la propiedad común es difícil de combatir, pero hay instancias donde la posibilidad de multa y desestimulación de los hechos está servida en bandeja. Cuando te llenan las columnas de 18 de julio con publicidad del "Pai Roberto te lee el destino... tel xx xxx xx o vote a Fulano) ¿Por qué no va la Intendencia al pai o a fulano a reclamarle? Es MUY fácil castigar eso y no se hace.

¿Recuerdan ustedes alguna otra promesa que no vieron concretada?

En estas cosas radica la esencia de la democracia: no solo votar lo que nos atrae más como iniciativa o proyecto sino presionar colectivamente para que se cumpla.

Como Rafael Córdoba, si todos estamos atentos y aportamos algo, sin duda ayudamos a mejorar nuestra ciudad.

Vean fotos de entregas de los concursos, proyectos ganadores en este link

Comentarios

Acerca del autor