Batacazo periodístico en los Oscar

En primera plana, cuenta la investigación The Boston Globe que descubrió la pedofilia en la Iglesia Católica



En una noche sin sorpresas, En primera plana se llevó nada menos que el Oscar a Mejor película. Con un estilo de dirección clásico pero efectivo, respaldada en un elenco soberbio, y en un guión atrapante, la película sobre el equipo de periodistas del Boston Globe que descubrió un escándalo de violaciones a niños por parte de sacerdotes católicos de esa ciudad fue elegida por la Academia como triunfadora en un evento al que llegaba como una de las favoritas junto a La gran apuesta y Revenant: el renacido, triunfadora en otras categorías principales.

En primera plana (Spotlight) tenía varios contenidos que la Academia suele apreciar, desde estar basada en hechos reales hasta poseer un fuerte mensaje social, pero a su favor también le jugó ser una película menos polarizante que Revenant, dado el sistema de votación de la organización, donde no importa quién tenga más votos, sino genere un mejor consenso.

La historia rememora la investigación del diario The Boston Globe para destapar los casos de pedofilia en la Iglesia católica. Los reportajes publicados por el periódico fueron premiados en 2003 con un premio Pulitzer.

De todas formas, el mayor éxito en taquilla y el reciente triunfo de la película en los Bafta británicos de Revenant: el renacido la hacían llegar con una leve ventaja a la gala de ayer.

De todas formas, el momento más esperado de la noche se cumplió sin sobresaltos cuando finalmente Leonardo DiCaprio sostuvo entre sus manos el premio de la Academia, por su sacrificado rol como el explorador Hugh Glass en Revenant: el renacido. Los años de burlas y memes en internet que se mofaban de las múltiples ocasiones en que el actor no pudo ganar el premio a pesar de merecerlo dieron paso a una nueva era de imágenes que celebran su postergado y merecido triunfo.

Alejandro González Iñárritu logró por su parte un histórico doblete al ganar por segundo año consecutivo el premio a Mejor director, por la misma película. Es el tercer realizador en lograr esta proeza, que sucedió por última vez entre 1949 y 1950, cuando lo logró Joseph Leo Mankiewicz.

Su habitual colaborador, el también mexicano Emmanuel Lubezki hizo historia al ganar su tercer Oscar consecutivo por Mejor dirección de fotografía,. Ya había ganado en 2014 por Gravedad y en 2015 por Birdman.

Por su destacado trabajo en La habitación, Brie Larson se hizo con el premio a Mejor actriz coronando una temporada de premios en la que se llevó todos los galardones importantes. Su papel como Joy "Ma" Newsome, una joven mujer que tras pasar siete años secuestrada debe volver a insertarse en el mundo junto a su pequeño hijo, fue justamente premiado.

La sueca Alicia Vikander se llevó el premio a Mejor actriz de reparto por su rol en La chica danesa, donde encarna a la artista Gerda Wegener. Era una de las candidatas junto a Kate Winslet para este premio.

Mark Rylance (Puente de espías) derrotó a Sylvester Stallone (Creed: Corazón de campeón), junto a quien partía como favorito en la categoría de Mejor actor de reparto. Fue una de las leves sorpresas de una noche sin grandes shocks.

Mad Max: furia en el camino confirmó su domino en las categorías técnicas con seis estatuillas: Mejor maquillaje, Mejor vestuario, Mejor edición, Mejor edición de sonido, Mejor mezcla de sonido y Mejor diseño de producción.

La obra del australiano George Miller es de un gran destaque a nivel visual, tanto por el diseño de lugares y personajes como por el uso de efectos visuales y especiales, tanto digitales como prácticos, por lo que estos galardones fueron merecidos. Por esto sin embargo fue sorpresiva su derrota en la categoría Efectos visuales, a manos de ExMachina.

Intensa-mente, la exitosa animación de Pixar se llevó el premio a Mejor película animada, cumpliendo así con los pronósticos previos. Por su parte, la chilena Historia de un oso ganó como Mejor cortometraje animado.

Amy, sobre la cantante inglesa Amy Winehouse, se quedó con el premio a Mejor documental y la película húngara El hijo de Saul se llevó el galardón a Mejor película extranjera. Este filme que transcurre durante el Holocausto judío de la segunda guerra mundial llegaba al evento como favorita y también confirmó las previsiones.

En primera plana se llevó el primer premio de la noche, por Mejor guion original. En la categoría de Mejor guion adaptado, mientras tanto, la ganadora fue La gran apuesta. Ambas eran las candidatas más firmes en sus respectivas categorías.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios