Batlle está en coma inducido; "estable" pero en estado "crítico"

Los médicos del Hospital de Tacuarembó afirmaron que la situación del expresidente es delicada
El expresidente Jorge Batlle estaba ayer "estable" pero en estado "crítico", luego de una caída y un golpe en la cabeza durante un asado con dirigentes políticos en Tacuarembó.

"La situación del doctor Jorge Batlle es estable. Se está actuando a nivel del CTI con todo lo necesario para sostener la vida", dijo el director del Hospital de Tacuarembó, Ciro Ferreira, en conferencia de prensa.

El médico informó que Batlle exhibía algunos síntomas que "pueden ser alentadores" aunque no constituyen "una mejoría clínica". "Esto no quita en absoluto el rótulo de la gravedad muy importante por el traumatismo primario", agregó.

El neurocirujano Martín Fernández dijo que la intervención que le practicaron al exmandatario tuvo el objetivo de que no hubiera un agravamiento de la situación. Sin embargo, Fernández informó en rueda de prensa que Batlle está en estado crítico.

"Sigue siendo un cuadro muy grave con riesgo de vida. Está monitorizado con los dispositivos que le colocamos para medir las presiones adentro del cerebro. Son bajas, se han mantenido estables y bajas, eso es positivo y sumados a esos pequeños signos podemos decir que él sigue estable, que no ha empeorado y creo que eso es lo más importante", afirmó el médico.

El expresidente está en un coma profundo e inducido "para que el cerebro pueda descansar", dijo Fernández. La recuperación en las próximas horas es fundamental para saber si no aparecen más lesiones en forma "secundaria y diferida".

"Cuanto más pase el tiempo y no aparezcan más lesiones y siga estabilizado es mejor y se cumpliría una primera etapa", concluyó.

El golpe

Aníbal Madrid, una de las personas que estaba con Batlle en ese momento, contó que en la noche del jueves el expresidente se estaba yendo a descansar, cuando se cayó y se golpeó la nuca.

"Llegó el miércoles a Tacuarembó, descansó toda la noche. El jueves descansó normalmente, desayunó, tomamos mate en el hotel. Miró televisión. Como a las 11 nos fuimos a la reunión prevista en la Rural. Estaba espléndido, bien clarito, como siempre, sin ninguna anormalidad que dijera que podía sentirse mal. Él nos decía que estaba bien. Le preguntamos y no nos dijo en ningún momento que se sintiese mal", relató Madrid en declaraciones a radio Tacuarembó.

Tras el incidente, Batlle fue trasladado al Hospital de Tacuarembó donde lo operaron de un hematoma intercraneal. Los médicos consideraron que si bien la caída había sido a "baja velocidad", eso no se tradujo en "la magnitud adentro del cráneo".

Durante la cirugía se evacuó el hematoma y se instaló un sistema para monitorear la presión. El neurocirujano Pablo Pereda dijo a El Observador que en las próximas horas se realizará una tomografía de control y se esperará a ver cómo evoluciona.

La operación fue "exitosa" informó Ferreira. Sin embargo, el director del hospital señaló que el estado del expresidente era "híper grave" y que desconocía las secuelas que pudiera tener en caso de hubiera una evolución favorable ya que durante la intervención se detectaron "lesiones de entidad a nivel cerebral".

Ferreira explicó además que en un primer momento se había descartado operar a Batlle porque "no estaba en oportunidad quirúrgica". Luego, una vez que se lograron revertir algunos síntomas iniciales, se resolvió operar. "Tenía (al principio) un riesgo inminente de que sufriera un paro cardíaco" durante la intervención, explicó Ferreira.

Apoyo

La exprimera dama, Mercedes Menafra y otros familiares se trasladaron en el lugar. Menafra pudo entrar a sala para ver a su marido. Al hospital llegaron también el expresidente Julio María Sanguinetti, el secretario general del Partido Colorado, Germán Cardoso, y el exvicepresidente, Luis Hierro López, que se trasladaron en un helicóptero de Presidencia.

Sanguinetti, Cardoso y Hierro López se lamentaron por el suceso, manifestaron que estaban allí para apoyar a los familiares de Batlle y transmitieron su convicción en la recuperación del presidente.
El presidente Tabaré Vázquez recibió la noticia en la noche del viernes en China y se encuentra atento a la evolución del expresidente, dijo una fuente de Presidencia a El Observador. El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, fue el nexo entre Presidencia y los dirigentes del Partido Colorado que llegaron a Tacuarembó a las pocas horas que se conociera el hecho.

La preocupación y el apoyo por el estado de salud del expresidente atravesaron todo el espectro político #FuerzaJorge tuiteó el senador colorado, Pedro Bordaberry, quien fue ministro en el gobierno de Batlle.

También en esa red social, el senador del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, le deseó una "pronta recuperación" a quien consideró una "invalorable figura de la vida nacional". "Además de un dirigente político de fuste, un presidente, un colorado de pura cepa, es una persona afectuosa. No afloje presidente Batlle", le escribió el senador nacionalista, Luis Lacalle Pou.

El expresidente también recibió los deseos de mejoría de parte de el expresidente, Luis Alberto Lacalle, el senador independiente, Pablo Mieres, y del subsecretario de Economía, Pablo Ferreri.

El deseo de volver a discutir con Batlle

Durante su discurso en la 72º Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa, el expresidente José Mujica se refirió a Jorge Batlle, "que se está jugando la vida en este momento".
En México, Mujica señaló su "profundo deseo" de volver a reunirse con el expresidente colorado. De "poder volver a discutir, tomarnos el pelo", dijo. Mujica afirmó que "cuando las papas queman" las rivaldaddes políticas quedan atrás.

Populares de la sección