BCU compró US$ 170 millones en octubre para evitar dólar bajo $ 28

La autoridad monetaria tuvo que realizar ayer otra fuerte intervención
Después de dos días de subas muy moderadas, el dólar retomó la senda a la baja que recorre desde hace ya varias semanas en el mercado local y retrocedió 0,1%. El descenso no fue mayor debido a la intervención del Banco Central (BCU), que una vez más compró fuerte para evitar que el billete verde abandonara la franja de los $ 28.

En la cuarta sesión de la semana, el BCU compró US$ 43,3 millones de los US$ 75, 8 millones negociados en las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores. Es el mayor volumen mensual adquirido desde enero de 2013 cuando había comprado US$ 120 millones. En la última operación del día el dólar cerró a la baja (0,14%) y cotizó a $ 28 en la plaza interbancaria, mientras que en el promedio de la jornada la moneda estadounidense se ubicó en $ 28,015. Las señales dadas por el BCU en lo que va del mes muestran una clara preocupación por evitar que la divisa abandone los $ 28. Y hasta ahora viene logrando el objetivo por la vía de las compras. En lo que va de octubre, la autoridad monetaria ya adquirió US$ 170 millones. Solo esta semana las compras ascienden a US$ 111 millones.

Fuentes del mercado especularon que –de mantenerse la presión bajista actual sobre el tipo de cambio–, seguramente las autoridades tomen alguna medida como ya lo hicieron en el pasado para, en una primera etapa, restringir el ingreso de capitales especulativos.

Esta semana, consultado por El Observador, el economista Santiago Rego de CPA Ferrere consideró como "probable" que así como en su momento en Uruguay se dio una tendencia de outflow (salida de capitales especulativos), actualmente se pueda estar dando el fenómeno inverso (inflow) producto de "tasas atractivas en pesos" que ofrece la plaza financiera uruguaya.

Eso además coincide con el cambio de portafolio que están realizando los inversores globales ante las dudas que siembra la Fed sobre su política gradual de alza de tasas a futuro.

Por otro lado, la economista de Deloitte, Tamara Schandy, afirmó el miércoles en una conferencia que la caída en el precio del dólar puede ser una "buena noticia" desde la perspectiva del consumo, pero también es algo que puede "conspirar" para la reactivación de la economía, la mejora del mercado de trabajo y la competitividad de varios sectores, que atraviesan por una situación de recesión desde hace ya varios meses.

Populares de la sección