BCU obligado a intervenir fuerte para evitar dólar abajo de $ 28

La autoridad monetaria realizó su mayor compra de los últimos tres años
Embed

El dólar mantiene su tendencia a la baja en el mercado local y el gobierno parece estar dispuesto a evitar a toda costa que el billete verde abandone la franja de los $28, con señales claras en esa dirección.

En el arranque de la semana el dólar alcanzó un valor mínimo de $ 27,99 y el Banco Central (BCU), respondió con una fuerte intervención en el mercado spot. La autoridad monetaria compró
US$ 35,8 millones de los US$ 47,9 millones negociados en total, el mayor volumen de compra realizado en los últimos tres años.

Aunque la medida no impidió que la principal divisa internacional culminara la jornada a la baja, de hecho su valor cayó 0,18% en relación con cierre del viernes, sí logró su cometido de mantener el dólar por encima de los $ 28 al finalizar el día. En el promedio de las operaciones interbancarias la divisa se negoció a $28,006.

Para encontrar una compra de la magnitud observada ayer hay que remontarse al 18 de octubre de 2013 cuando el BCU había adquirido US$ 36,1 millones.

El BCU ya adoptó una actitud similar el martes pasado cuando salió a comprar por US$ 25 millones, después que la moneda estadounidense tocará un mínimo de $27,97. Con esa decisión logró ubicarlo en $ 28,003 en promedio.

A comienzos de este mes también ocurrió lo mismo. El dólar llegó a negociarse a $27,99 y el BCU intervino, aunque comprando tan solo US$ 4,9 millones. Así logró que se mantuviera en $28,032.

Fuentes del mercado consultadas por El Observador indicaron que el gobierno sigue mostrando que "no está a gusto" con un dólar por debajo de $ 28.

La tendencia a la baja que se consolidó en la segunda parte del año con un dólar planchado en la franja de entre $ 29 y $ 30 dio lugar a un escenario de relativo confort para el equilibrio de objetivos de política económica que persiguen las autoridades.

Pero ahora en ese "delicado equilibrio" parece estar pesando algo más la preocupación por el impacto negativo que una mayor depreciación del tipo de cambio puede tener sobre la actividad económica, explicaron. También informaron que bancos privados siguen vendiendo dólares para hacerse de pesos y cumplir con sus obligaciones, aunque entienden que esa situación debería revertirse con el paso de los días.

Por otro lado , el economista Javier de Haedo fue crítico con la política del BCU. "Si no emitiera letras no tendría que comprar dólares. La misma historia de siempre. No aprenden", escribió en su cuenta de Twitter.

Eso en referencia a las tasas atractivas que están ofreciendo los instrumentos en pesos que emite la autoridad monetaria. Hay inversores que han modificado su portafolio y han vuelto a apostar a la moneda doméstica. Una letra a un año de plazo ofrece un rendimiento nominal de 14,8%. La inflación cerró el año móvil a setiembre en 8,4%.

Aunque la última encuesta de Expectativas Económicas de El Observador correspondiente a setiembre, mostró en la mediana de las respuestas un dólar a $ 30 para fin de año, lo que implicaría un leve repunte en el último trimestre, esa proyección está muy por debajo de las que se hacían en marzo y que ubicaban al dólar en la franja de $36 para el cierre de 2016.

En los primeros 17 días del mes el dólar cayó 1,32% con lo que acumula una baja de 6,25% en lo que va del año. Desde julio de este año cuando el BCU retomó su política de compras para evitar descensos bruscos la autoridad monetaria adquirió un total de U$$ 175, 9 millones. Solo en octubre el acumulado de compras en el mercado spot asciende a US$ 95,1 millones.



Populares de la sección