BCU suspende permisos de Cambio Nelson e inmoviliza activos de Sanabria

La autoridad monetaria continúa analizando la documentación recabada para decidir si cancela la autorización para operar a Camvirey S.A.

El Banco Central del Uruguay (BCU) resolvió este miércoles suspender las actividades de Camvirey S.A. (Cambio Nelson), por no haber informado sobre el cierre de sus dependencias con la antelación requerida por la normativa vigente.

Por otro lado, la Unidad de Información y Análisis Financiero dispuso la inmovilización de los activos de Cambio Nelson y de su titular Francisco Sanabria en el sistema financiero, según informó la autoridad monetaria en un comunicado.

"El BCU se encuentra realizando un exhaustivo análisis la documentación recabada, a efectos de evaluar la procedencia de adoptar otras medidas tales como una eventual cancelación de la autorización para funcionar de Camvirey S.A.", informó el banco.

El protocolo de cierre incumplido

Cuando una casa de cambio decide cerrar debe informar a la Superintendencia de Servicios Financieros con un preaviso de 15 días hábiles. Esa comunicación debe ir acompañada de un testimonio notarial de la resolución adoptada por los accionistas en la que también debe figurar la fecha de cierre y sus motivos.

También están obligadas a informar el lugar y la persona que será responsable de la conservación de los libros sociales originales y todo otro comprobante vinculado con su operativa, entre otros requisitos. Una vez cumplido el trámite el BCU procede a la devolución de la garantía.

Para funcionar, los cambios deben constituir una garantía a favor de la autoridad monetaria por un monto no inferior a 600.000 UI (unos US$ 75.000 a valores actuales), que se incrementa en 300.000 UI por cada una de sus dependencias. Esas garantías se liberan cuando se produce el cese de la actividad siempre que se haya cumplido con las obligaciones con el BCU. Todo ello no ocurrió en el caso de Cambio Nelson.


Populares de la sección