Bergara prometió al agro pelear para mantener un dólar competitivo

Les hizo saber que el dólar seguirá estable por unos meses, más allá de las políticas que pueda tener el Banco Central
El presidente del Banco Central, Mario Bergara, se reunió con representantes de la Federación Rural para discutir algunas de las preocupaciones de las empresas productoras. La pérdida de competitividad del sector agropecuario, potenciada por un dólar sostenidamente bajo, fue el tema central de las conversaciones.

"Después de tres o cuatro meses a la baja y con el BCU intentando sostenerlo, realmente está pegando en todos los números de las empresas", dijo este martes el vicepresidente de la Federación Rural, Miguel Sanguinetti, en radio Rural.

Según relató, Bergara les hizo saber que el dólar seguirá estable por unos meses, más allá de las políticas que pueda tener el Banco Central.

Esa estabilidad a la que se refiere Sanguinetti es el panorama de estas últimas semanas, en las que el BCU ha ahondado en esfuerzos por atajar la caída de la moneda estadounidense, que ha llegado a caer por debajo del umbral de los $ 28.

Bergara dijo que "el gobierno va a pelear para mantenerlo competitivo", contó Sanguinetti, aunque agregó que, a pesar del esfuerzo, "no lo han logrado".

Medidas

La Federación Rural, al igual que otras gremiales empresariales, reclama una reducción de los costos para paliar el efecto del dólar barato.

"Si tenemos un dólar barato y los precios de los productos un poco más abajo que otros años, indudablemente tenemos que trabajar en los costos y eso también lo planteamos", dijo Sanguinetti.

Una posible solución que -según Sanguinetti- estuvo arriba de la mesa, fue pagar algunos impuestos en dólares. "Cuando nos toca pagar impuestos el BCU tiene que salir a comprar muchos dólares, porque la parte productiva sale a venderlos. Entonces, estuvo arriba de la mesa plantearle a la DGI que los productores paguemos algunos impuestos en dólares". De esa forma, continuó Sanguinetti, "no tendrían que hacer la venta y no bajaría la cotización".

Atraso cambiario

Bergara afirmó recientemente que "hay riesgo de atraso cambiario" y que por eso el Banco Central ha intervenido fuertemente en el mercado.

En lo que va del año, el BCU adquirió más de US$ 1.000 millones en forma directa e indirecta (licitaciones de letras de regulación monetaria). "Si no lo hiciéramos y el dólar bajara, nos desalinearíamos de manera significativa de nuestra capacidad competitiva", dijo en entrevista con el semanario Crónicas. El presidente del BCU admitió que "hay cosas que nos preocupan", entre ellas, una posible pérdida de competitividad en las exportaciones.