Bergara y De los Santos exploran nuevos caminos en el Frente

El presidente del BCU y el parlamentario quieren recambio en el astorismo
A más de tres años de las próximas elecciones nacionales, en el Frente Amplio ya saben que en el recambio generacional de aquellos que serán sus líderes futuros se juega buena parte de la chance de la izquierda en los comicios de 2019.

Es en ese contexto –y en la preocupación que genera la situación de la interna frenteamplista y la desaceleración económica- que ayer se reunieron el presidente del Banco Central, Mario Bergara, y el por dos veces intendente de Maldonado y diputado Oscar de los Santos, ambos pertenecientes al Frente Líber Seregni (FLS) que lidera el ministro de Economía, Danilo Astori.
Consultado por El Observador, De Los Santos evitó referirse a lo conversado durante el encuentro, en el que también participaron otros dirigentes del FLS, pero no tuvo reparos en elogiar la trayectoria de Bergara y en advertir acerca de su proyección.

"Es un hombre de consulta permanente en el área política y económica y es una de las figuras de recambio de la izquierda. Es de una generación que estuvo muy cerca de Seregni a la salida de la dictadura y se ha destacado como un cuadro político y técnico. Tiene una mirada de largo aliento sobre los asuntos del país", dijo De Los Santos.

Bergara es un independiente del FLS que fue subsecretario y ministro de Economía en las anteriores administraciones de la izquierda, y De Los Santos pertenece a la Alianza Progresista que también integra el canciller Rodolfo Nin Novoa.
El pacto político del FLS lo completan Asamblea Uruguay de Danilo Astori y el Nuevo Espacio de Rafael Michelini.

Participantes del encuentro de ayer dijeron que allí Bergara consideró que las dificultades internas que atraviesa el Frente Amplio son mayores que las que enfrenta la economía uruguaya a la que le auguró una "remontada" más temprana que tardía.
En declaraciones al semanario Crónicas, Bergara no descartó que intente pugnar por la candidatura presidencial de la izquierda.

"Mi perspectiva es estar en Uruguay, seguir tratando de contribuir en el proceso de política económica y en el proceso político y la vida dirá, en base a procesos políticos que se den en el país o en el marco del FA, qué rol podré tener en el futuro", declaró el presidente del BCU.

Por su lado, el diputado De los Santos había declarado a El Observador que ni Astori ni el expresidente José Mujica (MPP) deberían presentarse como candidatos presidenciales.
"Tengo la sensación de que si Astori es candidato, Mujica también lo será. Es una lógica que se retroalimenta. No me gustaría, no sería una buena idea que el Frente Amplio reprodujera la polarización Astori-Mujica. Tenemos figuras nuevas que se destacan. Por ejemplo, el intendente de Montevideo (Daniel Martínez) es una figura que se destaca, me guste o no me guste. Raúl (Sendic) era un compañero que se destacaba y desde la oposición le tiraron a matar para destruirlo", afirmó el parlamentario.

En el último año, los dirigentes del Frente Líber Seregni han protagonizado varios intentos para dotarlo de una mayor organización y de un mejor funcionamiento interno.
En ese sentido, la semana pasada resolvió que sus dirigentes salgan a recorrer el país para escuchar propuestas y difundir los logros del gobierno, al tiempo que buscarán ordenar una agenda legislativa que los distinga dentro del Frente Amplio.

La decisión fue adoptada el pasado miércoles 28 por parte de la Agrupación de Gobierno del grupo, dos días después de De los Santos advirtiera en El Observador que el FLS corre riesgo de romperse si Astori no adopta decisiones drásticas.
"La existencia del Frente Líber Seregni está en tela de juicio. Si Astori no genera un real espacio de diálogo el sector se extinguirá", advirtió el legislador.

Tras el encuentro del miércoles, el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri (Nuevo Espacio), dijo a El Observador que "la presencia activa de un sector de izquierda moderna es fundamental para el Frente Amplio".


Populares de la sección

Acerca del autor