Beyoncé: La revolución de la abeja reina

“Sé que la gente me adora como estrella del pop. Ahora quiero que me entiendan como artista”

Los orígenes mediáticos de Beyoncé se remontan a la década de 1990, cuando su participación en el trío musical Destiny's Child junto a Kelly Rowland y Michelle Williams la catapultó a la fama. Tras años de trabajo en conjunto, 10 premios Grammy obtenidos y 60 millones de discos vendidos en todo el mundo, el trío se separó en 2002. Al año siguiente Beyoncé se lanzó como solista con su primer álbum, Dangerously in Love. En apenas una semana el disco escaló hasta lo más alto de los charts de música. Hoy por hoy se trata de uno de los lanzamientos más importantes de la industria musical en ese año, y conquistó por igual al público estadounidense y europeo.

Durante gran parte del proceso creativo y de grabación del disco, Beyoncé trabajó en conjunto con su actual marido, Jay-Z. Si bien no fue la primera vez que trabajaron juntos, se cree que en la instancia creativa del disco ambos se enamoraron. Finalmente, y tras un noviazgo cuidado y de bajo perfil, se casaron en 2008, en una ceremonia privada en Nueva York.

Previo a la boda, en 2006, llegó un disco sin mucho desdoble mediático pero sí buenas ventas: B'Day vendió 541 mil copias en la primera semana. Pero el batacazo final, el álbum que llevó a Beyoncé a consagrarse como la reina, fue su tercer lanzamiento a fines de 2008, I am... Sasha Fierce. Fue en ese año que su canción más identitaria, "Single Ladies", se transformó en su himno y comenzó a sonar en todas las radios del mundo. Este tercer disco, además de incrementar su popularidad, le valió seis premios Grammy, entre ellos el galardón a la Canción del año.

En 2011, y tras una filtración inesperada de sus temas inéditos en internet, Beyoncé lanzó su cuarto álbum de estudio, 4. La canción que más impacto generó en la opinión pública fue Run The World (Girls) por su explícita reivindicación del rol de las mujeres dentro de la sociedad occidental. Ese mismo año, la superestrella fue madre de una niña, Blue Ivy.

Dos años después, sin anuncio ni promoción previa, Beyoncé lanzó su quinto disco en formato digital antes que físico, reafirmando con ello que el presente y futuro de la música estaba allí, lejos de las disquerías tradicionales. Beyoncé alcanzó en un solo día las 828 mil copias digitales vendidas. "La gente experimenta la música diferente. Me acuerdo de ver Thriller en la tele con mi familia. Fue un evento. Ahora pienso que fui muy afortunada de vivir ese momento. Extraño eso. Extraño esa experiencia de inmersión", declaró cuando la cuestionaron por el hecho de no haber permitido al público comprar sus tracks por separado, sino que solo se habilitó la adquisición del disco completo. Este álbum exploró también otros terrenos y plataformas, despegándose de lo únicamente musical para ser también un disco visual.

Luego de ser nombrada una de las personas más influyentes por la revista Time, Beyoncé lideró el ranking de las celebridades más poderosas del mundo según la revista Forbes. En su momento, la prestigiosa publicación justificó el posicionamiento de la diva argumentando que Beyoncé nunca se detuvo en la música, sino que construyó un pequeño imperio empresarial.

Ese año recaudó cerca de US$ 2,4 millones de dólares con una gira de 95 conciertos.

El reinado de Beyoncé se consolidó este año con el lanzamiento de Lemonade, no tanto gracias a las ventas, dado que el álbum fue opacado por otros más o menos simultáneos como 25 de Adele y Views del rapero Drake. La artista estrenó su segundo disco visual en HBO ante la sorpresa de sus seguidores, que no esperaban un nuevo álbum completo, sino simplemente un especial audiovisual. Beyoncé se encargó personalmente de crear todo un evento artístico y mediático en torno a su obra cuando eligió exponer la intimidad de su matrimonio ante el mundo entero mediante buenas canciones y una cinematografía impecable. Y parece que seguirá trabajando en esa línea.

Esta nota forma parte de la publicación especial de El Observador por sus 25 años.


Acerca del autor