BID insta a los emprendedores de la región a ser "más ambiciosos"

La uruguaya Victoria Alonsopérez presentó su emprendimiento ante inversores en Silicon Valley en el marco de la cumbre
El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) instó a Latinoamérica a ser más innovadora e invitó a los emprendedores de la región a ser "más ambiciosos", y a aspirar a una proyección global. "La innovación es algo que no se hace lo suficiente en la región", afirmó el jueves el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, durante una conferencia en la Universidad de Stanford, patrocinada por el organismo que tendió un puente entre Silicon Valley y los emprendedores latinoamericanos.

Moreno subrayó que la región va rezagada en materia de innovación en todos los indicadores que se pueda imaginar, desde el porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) destinado a investigación y desarrollo, hasta el número de investigadores por millones de habitantes y las patentes que se registran cada año.

"Eso no quiere decir que no esté ocurriendo nada (...) Como verán hoy, tenemos gente con grandes ideas y la motivación para ponerlas en marcha", afirmó Moreno ante alrededor de 300 participantes en la conferencia Demand Solutions (Idear Soluciones). Insistió, con todo, en que se necesitan "muchos, muchos más" emprendedores latinoamericanos como los que ayer se dieron cita en Stanford. Añadió, en declaraciones a EFE, que esos emprendedores necesitan imbuirse de la "ambición y la visión global" que caracteriza a los proyectos que nacen en Silicon Valley.

"Idear Soluciones" se celebró en el marco de la Cumbre Global de Emprendimiento (GES), que tiene lugar esta semana en Stanford y que culminará hoy con la presencia estelar del presidente estadounidense, Barack Obama.

Participantes

El evento del BID contó con alrededor de 30 disertantes, entre ellos emprendedores, inversores, funcionarios públicos y representantes del BID.

Torsten Kolind, cofundador de YouNoodle, una plataforma de software para programas de startups (empresas emergentes) que colabora con los gobiernos de Chile y Perú, fue uno de los ponentes.
Kolind declaró a EFE que el avance de la tecnología hace que resulte mucho fácil lanzar una empresa y explicó la gran actividad empresarial que se vive actualmente en Latinoamérica.
Reconoció, con todo, que el acceso al dinero es un desafío y se concentra especialmente en grandes ciudades como San Pablo, Ciudad de México y Santiago de Chile.

Kolind dijo que los problemas para acceder a financiación y el que las grandes corporaciones no se involucren más con las nuevas empresas (vía adquisiciones o aportes de capital, como ocurre, por ejemplo, en Estados Unidos) son los dos grandes obstáculos para un ambiente más dinámico en la región.

La lista de expositores incluyó también a emprendedores como Carlos Pereira, un brasileño que inspirado por su hija Clara, de 8 años (con parálisis cerebral por una negligencia médica durante el parto), creó hace cuatro años la aplicación móvil Livox, que permite a personas con deficiencias motoras, auditivas y visuales expresar sus emociones a través de la pantalla del dispositivo.
"Noté que mi hija quería comunicarse y traté de hacer algo. Por supuesto que ya existían otros dispositivos en el mercado pero no funcionaban y tuve que crear una nueva tecnología para ayudar a que ella pudiera comunicarse", explicó Pereira a EFE.

El emprendedor, que vive ahora en Orlando (EEUU), logró recientemente una inversión de US$ 500 mil de parte de Google para impulsar al próximo nivel a su empresa, que tiene ya 20 mil usuarios y está disponible en 25 idiomas.

"Mi sueño es crear una sociedad más justa que ayude a las personas con discapacidades a vivir una vida digna y evitar que sean una carga y logren ser productivos en la sociedad", insistió.

Desde Uruguay

Mientras tanto, Victoria Alonsopérez, una emprendedora uruguaya, presentó también su compañía ante los inversores de Silicon Valley.

Alonsopérez es la cofundadora de Ieetech, una empresa que desarrolló Chipsafer, una plataforma que puede rastrear el ganado de forma remota mediante sensores colocados en los animales.
A ellos se sumó el venezolano Agustín López Márquez, cofundador de SQZ Biotech, una empresa emergente que apunta a revolucionar el tratamiento del cáncer mediante una tecnología que manipula las células para que luchen activamente contra la enfermedad.

El grupo de emprendedores incluyó igualmente al argentino Guillermo Castelli, que desarrolla tecnología para conectar objetos urbanos como los cubos de basura a internet y mejorar así el funcionamiento de las ciudades.

Fuente: EFE

Populares de la sección