Bienvenidos a Ginkgo MullenLowe

Ideas provocativas, conectar marcas con personas, e ideas que surgen del equilibrio entre estrategia, cultura y pasión son los condimentos de esta agencia que en marzo cumple 40 años

Por Valentina Longo
(@vale_longo)

De familia

Ginkgo comenzó en 1976 como la empresa familiar de la familia Román en el barrio Paso Molino y hoy cuenta con un grupo de 30 profesionales dedicados a crear. Se mudaron algunas veces y ahora se encuentran en un edificio de tres plantas en Parque Rodó, donde la originalidad se manifiesta en cada rincón decorado con un toque especial.

"Las agencias siempre son negocios de personas y mi padre tenía mucha facilidad para eso, le encantaba", comenta Gabriel Román, quien dejó la abogacía cuando tenía 20 años y decidió acompañar a su padre en esta aventura. "Le escribía textos, que en aquel momento eran básicamente avisos de prensa. Así empecé a ayudarlo y acá estoy", relata humildemente. En esa época también trabajaban con Daniel Rostagno, quien era el diseñador gráfico. Luego el equipo fue creciendo y también el número de clientes. Su padre había trabajado en McCann y cuando se fue de allí varias de las cuentas que atendía lo siguieron. Desde entonces Ginkgo nunca dejó de crecer y cada vez son más las Campanas de Oro y Leones de Cannes que están en su poder.

Crear, crear y crear

ginkgo2

Destacan como su fortaleza la parte creativa. ¿La receta? Un equipo fuerte. "Mundialmente los clientes están cada vez más organizados. Es bastante difícil que vos puedas hacer marketing para tus clientes el día de hoy. Generalmente los grandes anunciantes tienen todo muy digerido. Entonces, se necesita tener un equipo de planificación estratégica importante —en eso juega mucho la experiencia— para saber leer un brief, pero, además, un equipo de creación sólido. Desde que mi padre abrió en 1976 hasta hoy sigue ganando el que tiene la mejor idea. Estas son las que terminan resolviendo los problemas de marketing de los clientes", afirma el director de la agencia.

El equipo creativo de la agencia está integrado por 12 personas. Cada agencia utiliza el sistema de trabajo que le queda mejor y en Ginkgo los creativos no trabajan siempre para las mismas marcas, sino que rotan de producto. "Esto nos ha dado una gimnasia de trabajo muy interesante", comenta.

Además, en Ginkgo prima la exigencia. Briefs casi perfectos y mensajes claros. Trabajan con dos tipos de brief: uno que se realiza entre el departamento de cuentas y el cliente; y otro entre cuentas y creatividad. "Les pedimos a los ejecutivos de cuentas que a creatividad llegue una hoja sola y simple con tres renglones: qué se quiere, cuánto dinero hay y para cuándo es. Pienso que un creativo no necesita tener toda la información extra. También creo mucho en la intuición y que lo que a uno le explota primero en la cabeza es lo que es".

De acá y de allá

Trabajan para Uruguay y también para el exterior, principalmente para Paraguay, Bolivia y Puerto Rico. Alrededor de 20 marcas son las que confían en su trabajo, desde el Ministerio de Vivienda hasta Skip o Renault. Entre sus trabajos más conocidos se encuentra el que realizaron para conseguir espónsores para el equipo de rugby uruguayo, Los Teros, y la campaña "Desaparecidos" para Amnistía Internacional, ganadora de dos Leones en Cannes.

A principios de los años de 1990, Ginkgo empezó a trabajar con Saatchi & Saatchi, una red multinacional de agencias de origen inglés. "Trabajamos unos ocho o nueve años juntos hasta que a principios de los años 2000 la red Lowe, que pertenece al grupo Interpublic, nos seleccionó para trabajar en conjunto. Desde entonces estamos con Lowe. Empezamos a trabajar sobre todo con uno de sus mayores clientes en el mundo: Unilever".

2016: fusión explosiva

En enero de este año, Lowe se fusionó con una agencia norteamericana que se llama Mullen, por lo que ahora Ginkgo tiene la representación de MullenLowe para Uruguay, Paraguay, Bolivia y Puerto Rico, pasando a llamarse: Ginkgo MullenLowe.

"Es una agencia superdesafiante, que hace un trabajo extraordinario, con clientes enormes, como Unilever, Diageo y Lenovo, entre otros", cuenta Gabriel. La red está conformada por aproximadamente 60 agencias y para Ginkgo pasar a pertenecer a esta implica todo un desafío y una exigencia mayor.

MullenLowe Group en Uruguay tendrá cuatro marcas: MullenLowe, para soluciones tradicionales integrales de comunicación, marketing y publicidad; MullenLowe Profero para servicios digitales; MullenLowe Open con activaciones basadas en comportamiento y shopper marketing; y MullenLowe Mediahub, una agencia de medios que en el mundo tiene clientes como Google.

"Gingko siempre fue una agencia bastante desafiante y esta fusión implica continuar trabajando con aún más fuerza. Cada vez que llega un trabajo lo analizamos y pensamos qué es lo mejor para cada cliente. Discutimos cada brief que llega. Eso está impreso en el ADN, porque es bueno para el cliente". El nuevo logo de la red MullenLowe es un "pulpo retador", con guantes de boxeo en sus brazos, que simboliza la actitud y la competitividad. "Uruguay va a ser siempre nuestro semillero, pero el mundo tiene cada vez menos fronteras y creo que las productoras de cine y video lo han demostrado", concluye el publicista.

Ginkgo Tomorrow

Ginkgo Tomorrow es un área de la agencia en donde se trabajan algunas ideas que están un paso más allá de la comunicación tradicional, ideas más tecnológicas para el mundo dinámico e inmediato en el que estamos.

Un ejemplo de este tipo de trabajos fue el realizado por la agencia para la marca Unilever. A través de unos zapatos inteligentes con sensores, la marca podía indicarle al usuario determinadas tiendas de su interés. ¿Cómo las indicaba? Haciéndole cosquillas en la planta del pie.