Biogénesis da el salto con el impulso de un gigante mundial

Comenzará a producir partes de equipamiento médico para una de las empresas más importantes del rubro, lo que le abrirá el mercado de Estados Unidos
La crisis política y económica que azota Brasil encendió una luz amarilla para la empresa uruguaya dedicada a la fabricación de equipamiento médico, Biogénesis. Es que desde 2008, esta compañía había puesto el foco en el mercado de ese país, que llegó a representar el 50% de sus exportaciones, y donde en 2013 terminaron la construcción de una planta, ubicada en Rio Grande Do Sur, para abastecer la demanda local.

"Aunque Brasil se enlentezca, es Brasil, son 200 millones de personas; el problema es cuando los hospitales empiezan a estirar los pagos, algo que ya está pasando", comentó el fundador y director de Biogénesis, Jorge Villardino.

En ese contexto, a comienzos de año, una de las compañías más grandes del mundo en el rubro de tecnología y equipamiento médico –por cuestiones contractuales no puede ser identificada– eligió a Biogénesis para ser su proveedor de sensores de temperatura para incubadoras en los mercados de Estados Unidos, Canadá y Brasil, lo que modificó cualquier panorama que fuese desalentador.

En concreto, este negocio permitirá que la empresa uruguaya duplique sus exportaciones y facturación, ingrese al mercado estadounidense y forme alianza con una de las mayores compañías en el rubro médico a nivel mundial.

"Para nosotros es algo muy importante. Las empresas normalmente no crecen así", comenta Villardino. Además, Biogénesis participará en el desarrollo de un nuevo modelo de la incubadora que la multinacional está desarrollando en India.

Para Villardino, este negocio "va a abrirle puertas" a Biogénesis, porque el mercado de equipamiento médico es de "nicho". Actualmente, la empresa uruguaya tiene el 50% de sus exportaciones dividas en los mercados de México, Colombia, España y Sudáfrica.

Para Villardino, en 2017 la empresa logrará exportar por un monto de US$ 1 millón, lo que supone un 100% más que en 2015.

El director de Biogénesis definió a la empresa como netamente exportadora, ya que el 85% de su facturación corresponde a ventas al exterior y el 15% restante a Uruguay.

De "drama" a "valor"


La llegada de Biogénesis a Brasil fue a través de Bhio Supply, una compañía brasileña de equipamiento médico, que fue representante de la uruguaya hasta que en 2013 inauguraron en conjunto una planta para producir en el mercado local.

La intención de esa fábrica, según contó Villardino, era sortear las políticas proteccionistas del mercado brasileño y evitar los lentos procesos de aduana. Sin embargo, los trámites para habilitar la nueva fábrica llevaron más de lo esperado, y estuvo sin poder funcionar hasta finales de 2015.

"De haberlo sabido que iba a demorar tanto no hubiésemos invertido", dijo Villardino, aunque admitió que "lo que en principio fue un drama, se transformó después en un valor".

El director de Biogénesis contó que esta demora "pasa con cualquier fábrica de equipamiento médico que se quiera instalar", por lo que la multinacional con la que finalmente terminaron haciendo negocios prefirió producir en la planta de la empresa uruguaya, que esperar el lento proceso de habilitación.

Por eso, lo que se produzca en la planta de Rio Grande Do Sur será utilizado por la multinacional para proveer el mercado brasileño.

"Tu valor como proveedor es que tenés la fábrica habilitada, no que vendés barato. No es un tema de costo, es un tema de tiempo; no pueden esperar tres años", explicó Villardino.

Un proyecto en pausa por la crisis de Brasil


La empresa brasileña Bhio Supply y la uruguaya Biogénesis anunciaron a comienzos de 2015 la creación de una empresa en Uruguay con el nombre de Balm Group –ubicada en el Polo Industrial de Pando– para fabricar productos para la industria médica a demanda de empresas extranjeras. El proyecto, que según el director de Biogénesis, Jorge Villardino, buscaba aprovechar los beneficios para la exportación y el movimiento de mercadería en Uruguay quedó paralizado porque la Bhio Supply –principal accionista del emprendimiento– decidió dejar en stand by el proyecto hasta que mejore la situación económica en Brasil.

Sin embargo, actualmente, esta compañía se utiliza como centro de exportación para Bhio Supply. Messías Soares, uno de los directores de Bhio Supply, contó a Café & Negocios en enero de 2015 que antes de comenzar a construir la planta ya contaban con "clientes interesados", situación que los impulsó a "concretar este proyecto".


Populares de la sección

Acerca del autor