Boliches empezaron a limitar horario de entrada antes de que se firme el decreto

El prosecretario de la IMM aseguró que "en una semana, quizás dos" será aprobado por la Junta Departamental y comenzarán a fiscalizar
El fin de semana varios boliches de la zona de Parque Rodó comenzaron a aplicar las medidas acordadas entre la Intendencia de Montevideo y los dueños de los locales nocturnos para solucionar los problemas ocasionados a los vecinos por los ruidos molestos, antes de que hayan sido aprobadas por la Junta Departamental.

Pasadas las 3 de la madrugada en algunos locales no dejaron pasar a jóvenes que aguardaban en la puerta, según pudo constatar El Observador, por lo que estos decidían probar suerte en otros locales. Sin embargo, las quejas en la puerta de los establecimientos existieron y la concentración de personas afuera también.

El prosecretario de la IMM, Christian Di Candia, dijo a El Observador que "si están demostrando buena voluntad por parte de los locales más allá de que no haya sido reglamentado, es una buena noticia".

Di Candia aseguró que en la reunión que mantuvieron con los dueños de los boliches, les pidieron que intentaran cumplir con la norma antes de que se apruebe para "que la gente se vaya acostumbrando" y se demuestre una "buena voluntad hacia los vecinos".

Consultado acerca de cuándo se votará el proyecto, aseguró que antes de las 14 horas de este martes lo enviarán a la Junta Departamental y "en una semana, quizás dos" será aprobado. Será recién ahí cuando podrán sancionar a quienes incumplan la normativa.

El acuerdo entre la IMM y los dueños de los locales bailables establece que viernes y sábados se permita ingresar a los boliches hasta las 3 de la mañana del día siguiente, de domingos a miércoles hasta la hora cero y los jueves hasta la 1 de la mañana del viernes.

A esa medida también se le suma un límite de personas que podrán salir a fumar. En los locales que no haya una zona interior para hacerlo, podrán salir tandas de hasta 10 personas como máximo. Con esto buscan que no se acumule gente en la calle para evitar ruidos molestos que después son denunciados por los vecinos. Les solicitaron que coloquen vallas, cuerdas u otros elementos para contener la salida.

Por otro lado, las personas no podrán salir de los locales con bebidas alcohólicas.

En las últimas semanas varios locales fueron multados por superar la capacidad de personas para las que están habilitados. "Los controles de capacidad se hacen siempre. Hay inspectores que recorren la noche de jueves a domingo. Es un tema que es importante que se cumpla. A veces cuando es muy evidente se hace un conteo uno por uno de los que salen", dijo Di Candia.



Populares de la sección