Boliches de Parque Rodó superan nivel de ruido permitido

Locales trabajan en la reconversión acústica para disminuir decibeles

A casi un mes de su inauguración, los nuevos boliches nocturnos instalados en la zona de Plaza Mateo (Parque Rodó, frente a la rambla) ya recibieron denuncias por ruidos molestos por parte de los vecinos de Parque Rodó.

Consultado por El Observador, el prosecretario general de la Intendencia de Montevideo (IMM), Christian Di Candia, dijo que las denuncias provinieron de apartamentos ubicados sobre la calle Julio Herrera y Reissig, próximos a los boliches Sparrow y Volvé mi negra, que desde principio de mes funcionan en el predio de Plaza Mateo.

Durante dos fines de semana la comuna realizó pruebas de sonido y constató que los niveles emitidos por los locales bailables superaron el límite previsto en la normativa municipal (39 decibeles), por lo que la comuna dio lugar a la denuncia.

Ante este problema, en los días siguientes, se instaló una mesa de convivencia integrada por la intendencia, los dueños de los boliches nocturnos y algunos vecinos, para definir soluciones a la problemática y generar cambios en el sonido.

Según Di Candia, al momento ya se implementaron modificaciones que permitieron reducir los niveles de ruido hasta en 20 decibeles. "Del pico de 60 decibeles que tenían (los boliches) en las primeras denuncias ahora estamos en picos de 45 decibeles. Estamos bastante bien, calculo que en los próximos ajustes ya va a quedar bien", explicó.

Para generar estos cambios, los boliches nocturnos acudieron al asesoramiento de un maestro técnico en electrónica, Álvaro Espagnolo, encargado de diseñar un plan de cambios en la dirección de sonido. Uno de los socios de la concesión de Plaza Mateo, Daniel Silveira, dijo a El Observador que se está trabajando en una "reconversión acústica" de los boliches para "cambiar la orientación de sonido" en tres fases distintas, mediante la instalación de paneles absorbentes y cambiando de lugar los parlantes.

Según Silveira, al momento "ya se ha bajado mucho el ruido que molestaba". "Trataron de generar un sonido más envolvente y no tan lineal directo desde el anfiteatro hacia afuera", agregó por su parte Di Candia, quien aseguró que el problema será solucionado en el corto plazo.

Menos aglomeración

Con la apertura de boliches en esa zona, la comuna tiene el anhelo de constituir un "polo de ocio y recreación" en Montevideo que, entre otras cosas, permita liberar las zonas de Cordón y Parque Rodó donde al día de hoy se ubican los bares y locales bailables.

Di Candia dijo que en las primeras semanas de funcionamiento de los nuevos centros nocturnos los inspectores de espectáculos públicos de la IMM ya informaron que la aglomeración de personas sobre los boliches céntricos comenzó a bajar. El prosecretario agregó que esperan que la tendencia se mantenga dada la capacidad de los nuevos boliches, de entre 1.000 y 1.500 personas.

Actividades culturales gratuitas

La intendencia continúa con su proyecto de renovación integral del Parque Rodó. Este mes, por ejemplo, dio inicio al proceso de limpieza y reparación del lago que continuará hasta comienzos del próximo año. Ahora, gracias a la reforma del complejo Plaza Mateo, la comuna también comenzó a trabajar junto con los concesionarios en un acuerdo que le permita ofrecer actividades culturales con acceso gratuito al público en el complejo Plaza Mateo, informó Di Candia al sitio web de la intendencia.


Populares de la sección