Bombardean dos hospitales en Siria

Los ataques en la devastada Alepo fueron realizados por la alianza del régimen sirio y Rusia.
Los dos principales hospitales de la zona rebelde de la ciudad siria de Alepo fueron bombardeados el miércoles, un ataque que según activistas forma parte de una estrategia deliberada del régimen sirio y su aliado ruso para forzar la huida de los civiles. Alepo es la segundas ciudad en importancia de Siria y desde 2012 está dividida en zonas, algunas dominadas por el régimen y otras por rebeldes, lo que llevó a que sea una de las zonas más devastadas por la guerra civíl en ese país.

Las Fuerzas Aéreas de Siria y la rusa desarrollan desde hace una semana una intensa campaña de bombardeos de los barrios en manos de los rebeldes en el este de Alepo, destruyendo edificios residenciales.

La violencia de los bombardeos llevó al papa Francisco a lanzar "un llamado a la conciencia de los responsables de los bombardeos, que tendrán que rendirle cuentas a Dios".

El miércoles los dos hospitales más importantes del este de Alepo quedaron fuera de servicio, uno por un ataque aéreo y otro por un tiro de artillería, según la Syrian American Medical Society (SAMS), una ONG médica con sede en Estados Unidos.

Un generador de uno de los dos hospitales quedó destruido. Además tres empleados resultaron heridos en el segundo hospital, incluyendo un conductor de ambulancia, una enfermera y un funcionario administrativo, informó el hospital.

"Ya sólo quedan seis hospitales activos, ahora que estos dos establecimientos están fuera de servicio", indicó Adham Sahlul de la ONG SAMS.

Ambos hospitales tienen unidades de urgencias y de tratamiento de traumatismos y ya habían sido bombardeados, según Sahlul, que calificó los bombardeos de "deliberados".

Todavía se desconoce con precisión si fueron aviones del régimen o los de su aliado ruso quienes llevaron a cabo el ataque.

Ambos dirigen una campaña de bombardeos en este sector de la segunda ciudad del país, que el ejército quiere reconquistar.

Más de 165 personas, en su mayoría civiles, murieron en los bombardeos desde el jueves 22 de septiembre, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Fuente: AFP

Populares de la sección