Bombas y gritos entorpecieron la reunión abierta del gobierno

El presidente volvió al interior en un día especial por anuncios económicos
Poco habría de imaginarse el presidente, Tabaré Vázquez, cuando atravesaba la bruma diurna de las sierras de Lavalleja lo que le esperaba a su llegada, en la localidad de Batlle y Ordoñez–que los vecinos del lugar conocen como "Nico-Batlle", por su cercanía con Nico Pérez- donde el "gobierno de cercanía" volvió a entablar una instancia de comunicación directa con la ciudadanía.

El mandatario retornó ayer al ruedo público en este tipo de instancias, luego de la emergencia nacional a causa de las inclemencias climáticas, en plena divulgación de lo pactado por el Ejecutivo para la Rendición de Cuentas (ver páginas anteriores) y en un momento en el que las cifras de aprobación pública vuelven a sonreírle luego de un mínimo histórico.

"Es importante un gobierno de cercanía para rendir cuentas de lo que hacemos y lo que no hacemos", dijo el presidente. "La realidad no es lo que dice el gobierno, no es lo que dicen los políticos o los medios, es lo que viven ustedes", subrayó.

Sin embargo, ya desde el inicio del Consejo de ministros "abierto", que se realizó en una carpa improvisada sobre la avenida 18 de Julio, las palmas, los gritos de "no estamos muertos" y las bombas de estruendo comenzaron a sentirse.

El presidente, imperturbable, continúo con la narración de dos anécdotas de su recorrido por el departamento en la última campaña electoral cuando un grupo de manifestantes cruzaba la plaza con banderas. Los movilizados eran trabajadores de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE), agrupados en la Unión Ferroviaria. Su misión: entregarle una carta a Vázquez en la que detallaban la "seria crisis institucional" que, a su entender, atraviesa el organismo.

El presidente no sólo escuchó de fondo las palmas, los gritos con reclamos y las bombas de estruendo durante las dos horas en la que atendió reclamos, pedidos y caricias de los ciudadanos de Lavalleja, sino que terminó aceptando la carta que habían venido a entregarle los sindicalistas desde Montevideo. "Por suerte vivimos en un país libre y democrático en el cual todos se pueden expresar", dijo Vázquez.
Pero para cuando todo eso ya había sucedido, el daño estaba consumado. Los agremiados habían entorpecido el funcionamiento de la sesión, que incluso llevó al prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, y el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, a intervenir. "El Frente Amplio nos llevó a la peor crisis política que tuvimos en los últimos 40 años", dijo Carlos Aramendi, presidente de la Unión Ferroviaria, quien culpó a esa fuerza política por "crear una operadora bajo el derecho privado".

Entre pedidos y anuncios

A pesar del ruido exterior, el "gobierno de cercanía" volvió a dar una nueva muestra de atención en un lugar que, quizás, algunos sólo conocerían por ser el sitio donde nació Wilson Ferreira. Vázquez y su gabinete escucharon con atención las intervenciones de la gente –por más extensas que se hicieron-, tomaron nota y no perdieron oportunidad de resaltar los logros de su gobierno.

En un área donde la principal actividad es rural, era de estimar que los principales pedidos se centraran en cuestiones vinculadas al agro, como ser el problema de la caminería. Así fue que uno de los aplausos más fuertes provino luego de el subsecretario, Jorge Setelich, anunció la reconstrucción de la ruta 14, primero desde Sarandí del Yí hasta Mercedes y luego hasta Lascano.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Tabaré Aguerre, tuvo varias intervenciones tanto para celebrar la posible sanción en el Parlamento (resta el tratamiento en Cámara de Diputados) del proyecto de ley que cambia "fuertemente" el régimen de abigeato, como para anunciar el próximo ingreso de carne ovina con hueso a Estados Unidos, o para contar sobre un nuevo fondo de 14 mil dólares para cada productor ovino que esté asociado con otros productores y que integren una cadena de valor.
Vázquez tomó nota de pedidos como la creación de espacios para clases de danza o la llegada de luz eléctrica a un hogar.

Y tampoco perdió la oportunidad de referirse al tema del día y anunciar los cambios impositivos: "Más del 60% de la población no pagará el IRPF", que "bajará dos puntos del IVA para todas las tarjetas", dijo. "Que pague más el que tiene más". Los ciudadanos de "Nico-Batlle" lo miraban y aplaudían.

Después que los escolares bailaron y el presidente recibió los saludos del Ejército, Batlle y Ordóñez volvió a ser un pueblo en silencio donde la vista se pierde casi todo el tiempo en algún detalle insignificante.

Mejora en la aprobación

Dos encuestas divulgadas la semana pasada registraron mejoras en la aprobación de la gestión del presidente Tabaré Vázquez. Para Equipos, la aprobación pasó de 35% en febrero a 38% en abril. Según Cifra la aprobación aumenta con respecto al último estudio de noviembre de 35% a 39%). Otra encuesta de Opción, que será divulgada en las próximas horas, también registra una mejora en este índice.


Populares de la sección

Acerca del autor