Bonomi: "Al final del período tendremos menos rapiñas que cuando iniciamos"

Con la aplicación del nuevo sistema de patrullaje, el ministro asegura que logrará lo que no pudieron los cinco gobiernos anteriores
El gobierno afirmó ayer que el compromiso de lograr bajar el número de rapiñas al finalizar su mandato se cumplirá. "Estamos asegurando que en esta administración, por primera vez desde el retorno democrático, tendremos al final del período menos rapiñas que cuando iniciamos", dijo ayer el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, durante la interpelación realizada por el senador colorado Pedro Bordaberry.

El jerarca dio datos del incremento del número de rapiñas en los últimos 26 años y destacó que ningún gobierno tras la dictadura logró disminuir este delito. Hubo algunos años en que el número bajó en forma coyuntural por medidas puntuales, señaló. Pero al finalizar el período, el número fue siempre superior, destacó.

Según Bonomi, esta vez la situación es diferente y la caída es "estructural" ya que responde a medidas de gobierno en el trabajo policial, en particular al nuevo sistema de patrullaje.

El nuevo Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) –puesto en marcha en abril en varias zonas- apunta a tener más policías con dedicación completa realizando tareas de patrullaje, que van monitoreando las zonas según los delitos que se van produciendo. El sistema incluye 1.000 policías.

"El desafio es profundizar el modelo, expandirlo", subrayó el ministro, quien destacó que con el nuevo sistema "comenzaron a descender globalmente las rapiñas". "Debemos admitir que el inicio de un descenso es síntoma de un cambio significativo", señaló el jerarca.

En la campaña electoral del año 2014, el actual presidente Tabaré Vázquez se comprometió a bajar 30% las rapiñas en su período de gobierno.

Los resultados PADO


El ministro destacó que desde el inicio del año hasta el pasado lunes 24 de octubre, las rapiñas habían bajado este año 3,5%. En la capital, donde se registra la mayoría (ocho de cada diez), la caída fue de 5%.

Pero esos datos "auspiciosos" son más importantes si se tiene en cuenta desde que se puso en marcha el PADO en abril, agregó.

Según Bonomi, en algunas seccionales policiales ubicadas en los barrios con mayor cantidad de delitos, la caída de la cantidad de rapiñas desde el 11 de abril –cuando entró en vigencia el PADO- fue de 40%. En la zona metropolitana (donde se producen más de 94% de las rapiñas en el país), la baja fue de 7,4%.

Por otra parte también se registraron bajas en otros delitos graves. Es el caso de los copamientos, que disminuyeron un 51,7%; de la violencia privada que bajó un 28,7%, de las lesiones gravísimas, un 33.3%, y de la violencia doméstica, un 8,9%.

"Estamos en condiciones de obtener los resultados, pero no será de un día para el otro", subrayó Bonomi.

Homicidios


En cuanto a los homicidios, el ministro informó que en todo el país se registró un descenso del 5,7% este año. En Montevideo la caída fue de 11% entre enero y el 23 de octubre, con respecto al mismo periodo del año anterior. Mientras que en 2015 los homicidios fueron 136, en 2016 fueron 121. En tanto, en el resto del país el descenso fue de 2,2%

"La posibilidad de ser asesinado en una rapiña o en un hurto no se corresponde con el grado de alarmismo que algunos promueven", señaló Bonomi. Explicó en ese sentido que en cuanto a las "circunstancias precipitantes" de los homicidios en 2015 un 19% fue por rapiña o hurto; un 36% fue por conflictos entre criminales; un 18% violencia familiar y un 15% por altercados y disputas.

El jerarca realizó además una comparación con la región. Mientras que en Montevideo la tasa es de 12,3 cada 100 mil habitantes, en ciudades como Rosario en Argentina es de 21,1, en San Pablo es de 9,1 y en Natal, también en Brasil, es de 60 cada 100 mil habitantes.

Bonomi afirmó por otra parte que desde el 1º de marzo de 2015 la Policía cerró más de 1212 bocas de pasta base.

Más videovigilancia y nuevas leyes

Según los datos oficiales presentados ayer, el número de rapiñas en zonas en las que interviene el PADO bajaron 40,7% si se tienen en cuenta los "circuitos" (esto es la suma de "puntos críticos" donde hay alta concentración de rapiñas y "segmentos", que son varios puntos críticos ubicados en líneas de calles de más de 100 metros). Además del PADO, el gobierno espera mejorar la seguridad con más videovigilancia y la sanción de leyes acordadas con la oposición.

"Realismo Mágico"

Luego de que el ministro terminó su primera intervención con datos sobre seguridad, Bordaberry dijo que la intervención de Bonomi fue "realismo mágico".

Populares de la sección