Bonomi en contra de laboratorios de droga en fiestas electrónicas: "Lo que se ha hecho está mal"

El ministro dijo que "no corresponde" porque la única regulación es para marihuana

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo que "no corresponde" la instalación de un laboratorio para analizar las drogas sintéticas que lleven los concurrentes a una fiesta de música electrónica, cosa que se hace en varios países y que en Uruguay pasó por primera el pasado 3 de julio, en un evento que se realizó en la Rural del Prado.

El novedoso mecanismo se realizó en La Terraza, uno de los eventos de este tipo que convoca a más jóvenes en Montevideo. Los organizadores, luego episodio ocurrido en Buenos Aires en abril donde fallecieron cinco personas por consumo de pastillas en una fiesta de música electrónica, contactaron a la ONG Pro Derechos que desde 2006 trabaja en políticas de drogas y que para montar el laboratorio contó con el apoyo de Energy Control, un programa de una organización española que controla drogas sintética en Europa desde 1998.

El miércoles, el concurrir a la Comisión de Hacienda integrada con Presupuesto para tratar los aspectos de la Rendición de Cuentas vinculados al Ministerio del Interior, el diputado nacionalista Sebastián Andújar consultó a Bonomi en relación al tema.

"A nosotros nos parece que eso (un laboratorio en una fiesta) no corresponde. Está regulado el consumo de cannabis, pero no el de las demás sustancias. Si bien el consumo no está prohibido, sí su venta y distribución. Por lo tanto, no corresponde que un laboratorio analice la calidad del producto", sostuvo el secretario de Estado según consta en la versión taquigráfica de la reunión.

"Entendemos que lo que se ha hecho está mal; veremos qué hacemos", agregó Bonomi. Al plantearle el tema, Andújar dijo que permitir la instalación de laboratorios en ese tipo de eventos "supone admitir la comercialización, distribución y consumo de sustancias ilegales, como LSD, éxtasis, pastillas o las conocidas 'pasti', algo que no puede ocurrir en este país".

Bonomi aseguró que el Ministerio del Interior no tuvo "nada que ver" con la instalación del laboratorio en La Terraza y señaló que consultó al Ministerio de Salud Pública y a la Junta Nacional de Drogas que "contestaron que ellos no autorizaron eso". La secretaría de Estado también requirió información a la Intendencia de Montevideo, que si bien todavía no contestó, el ministro supone que la respuesta "también será negativa".

El laboratorio instalado en La Terraza analizó muestras de LSD, éxtasis, ketamina y cocaína. En el evento se realizaron 135 testeos de pastillas y tres ellos arrojaron alertas por tratarse de sustancias adulteradas que contenían MDMA combinada con cafeína, MCPP y sustancias desconocidas. El MCPP es un componente que puede afectar gravemente el sistema digestivo. Por otra parte, un LSD testeado contenía NBOM, una sustancia de riesgo para el consumo.

En lo que va de 2016, la Policía incautó 70 mil pastillas de éxtasis, siendo que en todo 2015 habían sido 30 mil y en 2014 solamente 140. A eso se agrega que el decomiso, en una oficina del correo estatal, de unas 50 mil pastillas de metanfetamina en dos paquetes provenientes de Alemania.

"Fase de descenso"

Por otra parte, Bonomi reafirmó ante los legisladores el éxito que comenzó a tener el Ministerio del Interior en base al Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), que está en curso desde abril y que aumentó el patrullaje preventivo mediante compensaciones económicas para 1.000 policías.

"Hoy ya estamos en tres meses y se confirma lo del primer y segundo mes. O sea que se va verificando lo que dijimos en ese momento: que estamos en una fase de descenso", expresó Bonomi.

El PADO implicó el diseño de 28 circuitos policiales de patrullaje principalmente en las zonas con mayores índices delictivos en Montevideo, Canelones y Ciudad del Plata, en San José. En la capital la baja en promedio en las rapiñas en lo que va del año es de 4%. "Pero si uno toma los circuitos, por ejemplo en Cerro Norte la rapiña bajó 83%", dijo el ministro ante los legisladores de la Comisión de Hacienda integrada con Presupuesto.

Bonomi indicó que el nuevo esquema de patrullaje se complementará con la instalación de más cámaras de seguridad. "A nosotros nos da la pauta que en este tema se está produciendo el efecto buscado", concluyó el ministro.

Unos 600 policías viven en zonas rojas

Una disposición incluida en la Rendición de Cuentas que está a estudio del Poder Legislativo, autoriza al Ministerio del Interior a establecer un fideicomiso para administrar fondos de viviendas para policías a quienes se les aplicará un descuento especial del 1% de su salario. La idea, según explicó el director general de secretaría de la cartera, Charles Carrera, es "atacar el problema de los policías que viven en zonas rojas o están en situaciones de inseguridad". En esa realidad viven en el área metropolitana unos 600 funcionarios policiales, según detalló el jerarca en el Parlamento.


Populares de la sección