Bonomi: "Quedó superado el ajuste de cuentas, ahora es una guerra"

El ministro dijo que no cree que se instalen narcos extranjeros en el país

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi señaló que si bien la lucha entre delincuentes viene desde hace algunos años se ha agravado en los últimos tiempos y que los meros ajustes de cuentas quedaron atrás y dieron paso a "una guerra" entre bandas delictivas.

"Creemos que hay, sí, un problema que está basado fundamentalmente en el microtráfico, el narcomenudeo y se lo está persiguiendo. Eso tiene delitos conexos asociados: la rapiña, el homicidio. Y tiene, que es lo que se ha agravado en los últimos tiempos pero que lleva bastante, la lucha entre delincuentes por el control de mercados, control de zonas, control de territorios. Quedó superado el mero ajuste de cuentas, ahora es otra cosa, ahora es una guerra. Ese es el problema", dijo en una entrevista con el semanario Búsqueda.

Bonomi se estaba refiriendo al editorial que se publicó en el sitio web de su cartera, en respuesta a la propuesta de la oposición de conformar un pacto político interpartidario para combatir el narcotráfico. "El pacto que planteaba la oposición está llamado desde la idea de que a los narcos los corrieron de Colombia, que los están corriendo de Argentina, y que ahora vienen para acá. Eso es falso", señaló el secretario de Estado y dijo que Uruguay no es seductor para que se instalen acá dado que "no hay mercado, no hay producción" y "no hay corrupción", como sucede en otros países de la región.

"No hay mercado, no hay producción, no hay corrupción" para que se instalen en Uruguay narcos extranjeros, dijo Bonomi.

"Pueden venir, como pasó en estos días, a refugiarse a Uruguay, pero no a instalarse acá y a agrandar más el problema que tenemos. Entonces, esa percepción compartida para el pacto no existe", agregó el ministro.

"Los ingenuos" de la izquierda

El ministro dijo que la solución a los problemas de inseguridad no llegará de parte de "los ingenuos" de la izquierda que hacen hincapié en políticas sociales. Ni vendrán de la oposición, que no se le "cae una idea".

"Estoy de acuerdo con que se necesitan políticas globales, políticas sociales, educativas. Eso está claro, pero el ministerio del Interior tiene que cumplir su papel. Hay cosas que necesitan acción policial, que tienen que ser complementadas, pero no por el ministerio del interior", expresó Bonomi.

Advirtió que lo que está sucediendo ahora es una escalada en el enfrentamiento entre delincuentes. Aunque, según el ministro, "algunos hacen una mala lectura y creen que la respuesta policial provocó un aumento de la violencia, como ocurrió en otros países", y que por eso piden que "la Policía se quede quieta". "Es un error, un error ideológico. Porque además hablan de estigmatización de un barrio, cuando en ese barrio la mayoría quiere que la Policía vaya y les dé protección", agregó. Bonomi se refirió puntualmente a barrios como Casabó, de Cerro Norte, Cerro, Pajas Blancas, Borro, Casavalle, Piedras Blancas o Punta de Rieles, desde donde los vecinos le piden mayor presencia policial, incluso de la Guardia Republicana.

"Cuando uno dice que se trata de integrar socialmente, mi interpretación es que hay que integrar gente para que no inicie una carrera delictiva. Es muy difícil integrar a aquel que tiene enfrente a una persona mayor con un niño en brazos, le tira y mata al niño", indicó el ministro del Interior a Búsqueda.

"Ahí tiene que haber intervención policial", agregó.

"¿Pero alguien cree que va a integrar con políticas sociales al que dispara ante una familia en la que hay cuatro y solo uno es al que están buscando? ¿Al que tira igual y no tiene problema? No lo va a integrar. Eso es una ingenuidad terrible", manifestó Bonomi.

El ministro criticó a quienes hablan de "políticas sociales" sin tener contacto ni siquiera con las víctimas o con quienes tienen el problema entre manos. "Decir que hay que hacer políticas sociales es facilísimo. Por lo general, los que plantean que hay que hacerlas, no las hacen y no intercambian con quien tiene el problema entre manos ni con quien es víctima de ese delito. La enunciación es facilísima", acotó.

"Un camino duro pero correcto"

Bonomi dijo que luego de que la Policía haya variado su forma de patrullaje también implicó que los delincuentes empezaran a variar su hora de actividad, algo difícil de resolver dado que variar los horarios de un policía es “una complicación bárbaro. Sin embargo, resaltó que con el nuevo presupuesto que tendrá su cartera se podrán integrar al trabajo 1.000 policías con alta dedicación, la delincuencia empezará a disminuir.

“Una epidemia, cuando la controlás, tiene estallidos. Vos tenés ubicados los estallidos. Si vos decís: 'es acá, acá, acá y acá', lo tenés controlado. Ahora tenés que bajar eso. Hoy podemos decirlo, pero antes no podías decir que tenés cinco barrios de Montevideo que son los que te están produciendo la inmensa mayoría de los homicidios y las rapiñas. Cinco barrios. Bueno, es ahí adonde hay que ir”, expresó Bonomi. El ministro dijo que la Policía no puede ingresar en en esas zonas sin los intrumentos necesarios, aunque cuando se especialicen los policías de alta dedicación, eso será posible.

“Creo que se puede decir que ha habido un control mayor. Creo que estamos en un camino duro, pero correcto”, sentenció.

Por otra parte, criticó a la oposición de alentar el discurso político que dice que “no hay ningún control” de la Policía, pero que no dicen nada que “ayude a solucionar el problema”. “No se les cae una idea”, remató.


Populares de la sección