Bonomi: rapiñas bajaron 4% en todo el país en 2016

El ministro dijo ayer que los homicidios disminuyeron 7,5% en el año
En octubre de 2014, faltando poco para las elecciones nacionales, el entonces candidato a la Presidencia por el Frente Amplio, Tabaré Vázquez, se comprometió a bajar 30% las hurtos y rapiñas si lograba su segundo mandato. Ayer, durante la celebración del 187 aniversario de la Policía Nacional, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, lo recordó sin dudarlo.

"Hoy es posible plantearse seriamente un objetivo de bajar un 30% las rapiñas porque hay una Policía preparada, equipada, mejor paga, y asesorada por los mejores referentes internacionales. A eso nos hemos comprometido. No a la fantasía de que el delito va a desaparecer, pero sí a la meta de una sociedad que se sienta menos insegura", dijo el ministro durante su discurso.

El acto oficial por un nuevo aniversario de la Policía fue, como sucedió en años anteriores, el momento elegido por las autoridades para presentar las cifras de delitos del año. Bonomi indicó que en 2016 habrá una baja "de las rapiñas en todo el país, y una baja más pronunciada en el área metropolitana". Según las cifras que incluyó en su oratoria, los homicidios bajaron 7,5% en todo el país y 13% en Montevideo. Las rapiñas 4% en todo el país, y 5,3% en la capital.

A su vez, la aplicación del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), que trabaja en 27 zonas consideradas críticas de Montevideo y Área Metropolitana permitió, según dijo Bonomi, que cayeran los indicadores en la gran parte de los delitos violentos en la capital, Canelones y San José.

En ese sentido, Bonomi dijo que se redujeron al 14 de diciembre de este año 61% las denuncias de copamientos, 29% las de violencia privada, 19% las de lesiones gravísimas y 6,5% los casos de violencia doméstica.

Las cifras surgen de la Unidad de Análisis Criminal de la Dirección de la Policía Nacional e indican, para Bonomi, que se ha podido "iniciar la reversión de la tendencia al incremento sostenido en el número de rapiñas que afecta desde que existen registros estadísticos de delitos", es decir, desde 1980. "Desde el retorno a la democracia, ninguno de los seis presidentes logró que, en su último año de gobierno, existieran menos rapiñas que cuando lo inició", sostuvo el ministro. El año pasado, en la misma actividad, el ministro debió informar que las rapiñas y los homicidios habían aumentado.

Confiado, Bonomi describió al 2016 como "el punto de inflexión" desde el que se está "empezando a cosechar los resultados del trabajo". Es el año en que estamos cambiando porque es posible vivir más
seguros y sin miedo", remató.