Bonomi vinculó crímenes de Casabó con el asesinato de matrimonio paraguayo

Tres personas fueron a prisión por los primeros homicidios

Un grupo de sicarios mató el sábado 30 de enero a un hombre de 26 años y a su sobrino de 15 meses en el barrio Casabó. Una semana después, antes de la medianoche del sábado 6 de febrero, un matrimonio paraguayo fue asesinado cuando viajaban en su camioneta por la avenida Giannatasio hacia el este, a las afuera de Solymar. Al recibir los disparos, el abogado paraguayo Ramón Quevedo Arce perdió el control del vehículo que fue tomado por su esposa, Claudia Guerrero, que también fue ejecutada. La camioneta atropelló entonces a Marcela Artagaveytia, de 16 años, que junto a su novio y un grupo de amigas caminaba rumbo a un baile de la zona. La adolescente también falleció.

"La Policía cree que los que mataron a un bebé y al tío del bebé en el barrio Casabó son los mismos que mataron a los paraguayos en Giannatasio y la Policía los tiene que investigar como un grupo que hizo eso", explicó el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, este jueves en rueda de prensa.

La vinculación surge porque la pericia de Policía Científica reveló que los casquillos de las balas que se encontraron en ambas escenas del crimen proceden de la misma arma. Sin embargo, la Policía no ha logrado encontrar la prueba determinante para la Justicia: la pistola desde la que se efectuaron los disparos.

La jueza penal María Helena Mainard procesó a tres hombres por el crimen de Casabó, mientras que el homicidio de la pareja de paraguayos es investigado por un juez de Ciudad de la Costa. "Cuando ingresa al juzgado, ingresa a un juzgado lo que pasó en Casabó y a otro lo que pasó en Giannatasio, entonces los jueces que dirigen las investigaciones no lo hacen desde el punto de vista de la banda que hizo eso sino desde el caso que tienen ellos entre manos", explicó Bonomi, para quien "el sistema de investigación no funciona", puesto que la Justicia, la Fiscalía y la Policía deberían investigar las bandas en lugar de los casos concretos.

"Para investigarlo en serio fuertemente hay que investigarlo desde el conjunto que hizo eso aunque lo haya hecho de un lado y de otro. Los únicos que pueden investigar la investigación en conjunto (hoy) son los (juecess y fiscales) de crimen organizado. Hay que organizarse diferente", propuso el ministro. El nuevo Código del Proceso Penal, que entrará en vigencia en enero del año próximo, permite la investigación de hechos criminales vinculados.

En febrero el ministro había dicho que "todo indica" que los asesinos del matrimonio paraguayo fueron contratados desde el exterior. "Puede ser algo realizado en Uruguay decidido en otro lado", aseguró entonces.


Populares de la sección