Bordaberry: compras del Senado superan precios de plaza

Pulir y encerar el despacho del vicepresidente Sendic se pagó
$ 54.450 y empapelar el de Xavier más de $ 200 mil
El Senador colorado Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) comprobó la realización de trabajos en despachos del Palacio Legislativo a precios por encima de los que indica el mercado.

Ante ello, solicitó por escrito al presidente del cuerpo Raúl Sendic, que inicie una investigación y tome las medidas para controlar ese tipo de inversiones que no necesitan de la autorización de los legisladores.

"Dado que ni el suscrito ni ningún senador, realizamos contrataciones o disponemos de fondos para reparaciones, redecorados o cualquier otro gasto relacionado con los despachos, es que solicité información sobre los procedimientos y los gastos referidos", señala el texto al que accedió El Observador. "Nosotros no tenemos injerencia ni en las decisiones de pedidos de precios, licitaciones o compras. No intervenimos ni nos es informado acerca de los montos y conveniencia de los gastos", agrega.

Bordaberry comprobó que se gastaron $ 54.450 para pulir y encerar los pisos del despacho de Sendic y más de $ 200 mil para empapelar la oficina de la senadora socialista Mónica Xavier. También se empapeló la oficina de la secretaría de Bordaberry y el despacho de Verónica Alonso.

El legislador colorado se vio involucrado el miércoles, según informó el diario La República, en un gasto de $ 190.000 utilizados para redecorar su despacho.

Bordaberry informó que se le adjudicó algo que no corresponde y explicó que el año pasado rechazó dos sillones lujosos destinados a su lugar de trabajo al entender que ese tipo de muebles nuevos no debían ser aceptado por él. Ante esa situación pidió para su oficina dos sillones que ya estaban en el inventario del Palacio Legislativo.

Ante este episodio –una compra adjudicada a su despacho sin que lo comprado esté en ese lugar– inició una averiguación respecto a las contrataciones de servicios que realiza el Palacio Legislativo.

Al encontrarse con determinados gastos y forma de contratar, se mostró preocupado, según la nota que envió a Sendic.

En la carta Bordaberry le dice al vicepresidente de la República que a diferencia de los demás senadores, como jerarca máximo del Poder Legislativo tiene "la responsabilidad" de lo que sucede con las compras.

"Como senadores no nos ocupamos de esos temas que lógicamente están a cargo de quienes dependen de usted como jerarca. Es más, es indudable que usted tampoco se ocupa de las contrataciones. Ni siquiera de las vinculadas a su propio despacho. No es lógico que el Presidente del Senado se esté ocupando personalmente de esos temas. Por eso es que vine a alertar sobre el tema para que se tomen las medidas que se estimen necesarias", escribió Bordaberry a Sendic.

En su averiguación, Bordaberry obtuvo información respecto a compras realizadas para su despacho y el de otros senadores, incluido el del vicepresidente de la República.

El senador colorado afirmó que se pagaron $ 54.450 para pulir y encerar el despacho de Sendic. La secretaría de Bordaberry averiguó en plaza que ese trabajo cuesta $ 20.300, es decir menos de la mitad de lo que pagó el Palacio Legislativo.

Otro ejemplo fue la compra de dos escritorios para secretarios de Sendic que se pagaron $ 82.900. En plaza la cotización fue de $ 19.980.

Otro gasto que le llamo la atención al líder de Vamos Uruguay está vinculado al despacho de su colega Mónica Xavier (Frente Amplio). En ese caso, según la nota enviada a presidencia del Senado, se pagó más de $ 200 mil por trabajos de empapelado. Ese trabajo en el mercado se cobra $ 61.100.

"Sabemos que el Estado debido a sus procedimientos y la seguridad de la contratación pública termina pagando mucho más dinero. Pero también sabemos que si a cualquier senador se le dice que empapelar su despacho cuesta $ 200.000 se opondrá", opinó Bordaberry.

La senadora Mónica Xavier dijo a El Observador que los legisladores no son los que ordenan los gastos ni los cambios y estos dependen de cómo se reciben los despachos. Después cada legislador lo debe cuidar.

Dijo que en su caso, al recibir su despacho, propuso quitar el empapelado pero eso no le fue autorizado porque no se puede alterar el estilo de diseño del Palacio Legislativo. También afirmó que los senadores desconocen los gastos de esos arreglos.

El legislador pidió a Sendic que "analice" e "investigue". El Observador intentó sin éxito comunicarse con Sendic.



Populares de la sección