Bordaberry pidió investigar la corrupción y mete presión al oficialismo

En la bancada de izquierda creen que el planteo es una jugada política
Temprano en la mañana de ayer el senador Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) llamó por teléfono a su colega nacionalista Luis Lacalle Pou (Todos) para informarle lo que propondría horas después en el Senado: la creación de una Comisión Investigadora –aunque con fines legislativos– para analizar normativa sobre corrupción.

Bordaberry llamó luego al otro líder blanco, Jorge Larrañaga (Alianza Nacional) y al senador Alvaro Delgado (Todos). Poco antes de la sesión del Senado, se comunicó también con Pablo Mieres, el senador del Partido Independiente.

Según supo El Observador, Lacalle Pou le respondió de inmediato que estaba de acuerdo, a lo que Bordaberry luego le agradeció en el hemiciclo del Palacio Legislativo. Larrañaga no se opuso y la votará, mientras que Mieres cuestionó la idea porque las investigadoras tienen que ser para un hecho específico, según dijo.

En la sesión del Plenario de ayer, Bordaberry, cuando el orden del día indicaba que debían votarse algunas venias para embajadores y ascensos de militares, sorprendió al Frente Amplio al pedir crear una investigadora sobre la corrupción en Uruguay y las normas que refieren a ese tema.

De inmediato se votó un receso y las bancadas se reunieron.

Entre los senadores del Frente Amplio hubo algunas críticas porque el tema no había sido planteado previamente en la reunión de coordinación que los partidos tienen los lunes, dijeron fuentes parlamentarias a El Observador. Hubo quienes consideraron que oponerse sería enviar a la ciudadanía un mensaje equivocado de que no se quiere investigar cuando no hay nada para ocultar, estuvieron los que plantearon que mejor sería votar una comisión "especial" y otros se quejaron porque el planteo de Bordaberry generaba un hecho político de efecto mediático.

Un senador del Frente planteó que también habrá que revisar lo referido a las intendencias, siendo que la mayoría de ellas están en manos del Partido Nacional. En líneas generales, el FA no está de acuerdo con la propuesta de Bordaberry y pidió un par de días para formalizar su respuesta. Según consultas de El Observador, la izquierda no está dispuesta a votarla.

Mieres tampoco dará su voto. Dijo a El Observador que "no tiene lógica formar una investigadora sobre hechos genéricos, porque esas comisiones deben tener un objeto específico" y este no es el caso. Sí votaría una comisión especial con fines legislativos sobre corrupción.

Brasil y Argentina

En su planteo escrito a la Cámara, Bordaberry afirmó que "en la región han ocurrido hechos muy graves de corrupción", por lo que Uruguay debe estar atento.

El legislador explicó a El Observador que lo que pasa en países vecinos como Brasil y Argentina, algunos hechos con derivaciones en Uruguay como las investigaciones de lavado de dinero, amerita formar una comisión y ver las vulnerabilidades de Uruguay.

En su planteo el senador colorado afirmó que el país "se encuentra omiso en el cumplimiento de un convenio de Las Naciones Unidas sobre el tema". Esa omisión, explicó, es porque Uruguay no creó el delito de enriquecimiento ilícito para lo cual presentó un proyecto de ley.

El Senado decidió ayer formar una comisión pre investigadora que determinará si hay mérito para formar la investigadora. La pre investigadora estará integrada por los frenteamplistas Ruben Martínez Huelmo y Daisy Tourné y el senador colorado José Amorín Batlle. Actualmente el Senado tiene en marcha tres comisiones especiales. Una sobre el financiamiento de los partidos políticos, otra sobre los llamados Panamá Papers y otra sobre trata de personas. Para el FA las dos primeras refieren a corrupción y con eso ya alcanza.

Populares de la sección

Acerca del autor