Bromatología de la IMM a punto de entrar en crisis

Advierten que corre riesgo de colapsar; llaman a licitación luego de la frustrada compra de un nuevo inmueble
Luego de suspender la polémica compra de un inmueble por el que pretendía pagar US$ 1.490.000, pero que se había vendido 48 horas antes a la mitad de precio, la Intendencia de Montevideo (IMM) definió lanzar una nueva licitación. Los pliegos irán esta vez en primer lugar a la Junta Departamental de Montevideo para ser analizados, y luego se harán públicos.

A diferencia de la compra anterior, la intendencia definió ahora licitar solamente la adquisición de un inmueble para trasladar el laboratorio de bromatología, donde se analizan los alimentos que se comercializan en la capital y que tiene "urgencia máxima", dijo a El Observador el secretario general de la comuna, Fernando Noptisch. El traslado del resto de los servicios que la IMM tenía previstos, quedarán para futuras licitaciones.

"Queremos sacar lo más urgente que es esto, porque está todo el control bromatológico de Montevideo en juego por una situación que está muy delicada en el edificio", explicó el jerarca.

Los problemas con la anterior licitación, observada por el Tribunal de Cuentas que tuvo críticas sobre la transparencia de las actuaciones de la IMM, atrasaron el proceso de mudanza y dejaron a la comuna "sin poder solucionar un problema muy serio y es que el laboratorio no está en condiciones de trabajar más y no tiene sentido arreglarlo", coincidió la directora de Salud de la intendencia, Analice Beron.

Antiguo y con humedad

El lugar donde funciona actualmente el laboratorio de bromatología de la intendencia, en la calle Isla de Flores, es muy antiguo, señaló Beron. Y si bien las funciones del área de Regulación Alimentaria de la comuna se cumplen, "puede llegar a un deterioro crítico que ya sea insostenible seguir trabajando allí", indicó.

El edificio no cuenta con habilitación de Bomberos, dijo Noptisch y ya tiene en su haber varias observaciones de esa institución y del Banco de Seguros del Estado (BSE).

Tiene además problemas serios de humedad que ya no se solucionan con revoques o reparaciones temporales. Así, mantener las condiciones de higiene que requiere tanto el área de química como la de microbiología "se hace muy cuesta arriba", agregó la directora de Salud. Por otra parte hay también fallas en la electricidad, y los costosos equipos corren riesgo en caso de que haya cortes.

La urgencia del traslado radica también en que el laboratorio de la IMM "es referencia nacional y hasta en algunos casos regional", dijo Beron. Además de hacer análisis en el departamento, el laboratorio presta las instalaciones para los análisis de varios departamentos del país y es referencia para el Ministerio de Salud Pública.

En esos análisis, agregó en tanto el secretario general de la comuna, se deben dar "una serie de garantías que hoy el laboratorio no está en condiciones" de otorgar. "Por eso la urgencia de trasladarlo", reiteró.

Debido a que construir un nuevo edificio sería muy costoso, dijo Noptisch, se intentará adquirir un lugar que ya esté acondicionado como laboratorio.

Servicios en espera

A través de la misma licitación, que el Tribunal de Cuentas criticó por ser "en extremo detallista", la comuna pretendía reubicar también a otras dependencias, que deberán esperar por su traslado.
En el local elegido en la zona de Brazo Oriental, la comuna pretendía instalar también el servicio de señales luminosas, la parte administrativa del área de regulación alimentaria y el servicio de áreas verdes que, según Noptisch, también tienen urgencia.

El secretario general explicó, por ejemplo, que el servicio de áreas verdes se encuentra ubicado en un lugar inapropiado, ya que el cantón de tractores y maquinaria colinda con un hospital. Además, dijo, sobre Agraciada, donde funciona otra de las dependencias a reubicar, está proyectada la creación de una plaza.

Blancos denuncian a la IMM

El edil por el Partido Nacional Diego Rodríguez aseguró a El Observador que la bancada resolvió presentar una denuncia contra la Intendencia de Montevideo por irregularidades en el proceso de compra del inmueble en cuestión. Rodríguez explicó que la denuncia surge además porque los ediles del Frente Amplio no permitieron que se investigara la compra, al rechazar que el intendente acuda a sala.

Populares de la sección