Budapest de película

Hay muchas razones para visitar la capital de Hungría: comienzan con su rica historia pero se extienden hasta el cine, ya que se ha convertido en un gran set de filmación
Tal vez no es una de las paradas obligadas en un itinerario tradicional de varias ciudades europeas. Budapest es, sin embargo, una muy buena opción a tener en cuenta en muchos aspectos. Incluso para encontrar famosos, que llegan a la ciudad porque los sets de filmación con bajos impuestos han atraído al sistema hollywoodense a utilizar numerosas locaciones de la ciudad para escenas de muchas películas (que en algunos casos hasta hacen las veces de otras ciudades europeas).

También se la conoce como la 'Ciudad de baños', por la multitud de lugares que existen para tomar baños termales y de relajación, únicos en el mundo. Hungría presume de tener la "única capital en el mundo con aguas termales de calidad curativa", además de que conserva baños tradicionales turcos desde el siglo XVI y XVII. Rudas Baths es uno de estos sitios, construido en 1560 durante la ocupación del Imperio Otomano; es uno de los más antiguos y bellos y conserva el estilo turco, con su gran domo y piscina octogonal. En el pasado Rudas era solo para hombres, pero hoy es mixto y hay un sólo día, entre semana, que se abre exclusivamente para mujeres. Otro de los más famosos, sobre todo por su belleza Art Nouveau, es el Gellért Baths, sin duda uno de los más fotografiados. Fue construido en el mismo edificio del hotel Gellert, a principios del siglo XX. Restaurado hace pocos años, hoy es uno de los preferidos de las luminarias hollywoodenses que se instalan en la ciudad para los rodajes, así que no está de más darse una vuelta. Otras de las locaciones que se han utilizado para películas famosas son el Castillo de Buda y el Puente de las Cadenas, así como las calles alrededor de la Opera y el Four Seasons Hotel Gresham Palace. El Corinthia Hotel Budapest fue la inspiración de Wes Anderson para el film El Gran hotel Budapest. El New York Café en el hotel Boscolo Budapest fue locación en Bel Ami, pero además es uno de los cafés más bonitos de la ciudad. El Gerlozy Café sirvió de escenario en Munich, de Steven Spielberg. El restaurante Pierrot es famoso por las visitas de figuras super vip del cine, entre ellos Anthony Hopkins. AranyKaviar supo ser uno de los sitios preferidos del ex matrimonio Jolie-Pitt.

Váci Utca y Avenida Andrássy

Budapest

Váci Utca es una de las calles más importantes de Budapest (la otra es Andrassy). Se trata de una peatonal que corre paralela al Danubio, entre la Plaza Vörösmarty (donde estaba una de las puertas de la ciudad en la Edad Media) y el Gran Mercado Central (otro de los puntos turísticos importantes). En esta calle se concentran comercios, tiendas, restaurantes y hoteles.

La otra clave de la ciudad es la Avenida Andrássy. Construida en 1872, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a la belleza de las fachadas de casas y palacetes que se construyeron en su recorrido. Es la calle de las grandes tiendas de diseñadores del mundo (Dior, Vuitton, entre otros), donde se puede comer en un buen restaurante o en uno de moda. Es también en Andrassy donde se encuentra la Ópera de Budapest. Lo mejor es comenzar en Erzsébet ter y terminar el recorrido en la Plaza de los Héroes.

El 'JewishQuarter' (distrito 7)

Budapest

El 'jewishquarter' se llama de esa manera porque durante la Segunda Guerra Mundial fue el lugar donde el régimen nazi obligó a vivir a los judíos. El 'Ghetto' judío se ubicó en la zona comprendida por las calles Dohany, Karoly, Kiraly y Kertesz. Años atrás había un centenar de edificios históricos, pero no fueron protegidos y sobrevivieron unos pocos, algunos ahora transformados en bares y restaurantes.
Pero uno de los emblemas de esta ciudad, joya arquitectónica y de gran simbolismo, es la sinagoga Dohány. Es la segunda sinagoga más grande del mundo (la primera está en Nueva York) y la más grande de Europa. El público puede visitarla abonando una entrada y el recorrido incluye otros edificios, como el Museo Judío, el Templo de los Héroes y el "Árbol de la Vida", un sauce llorón de metal, creación de Imre Varga, que tiene grabados en sus hojas los nombres de víctimas del Holocausto.

La otra cara del barrio se ve en sus pubs y bares, los llamados 'ruin bars'. Son gigantescos lugares que se levantaron en edificios históricos, muchos de ellos en ruinas; en la década del 90 fueron adquiridos a precios económicos y convertidos en bares. Entre los más famosos se cuenta el Puder, el Filter y el Szimpla. Estos bares tienen la particularidad de haber sido decorados con objetos históricos que se fueron encontrando en los edificios en ruinas.

Kiralyutca es conocida como la calle de "diseño" de Budapest, en la zona norte del barrio judío. En el 11 de Kiralyutca está la entrada a GozsduUdvar, una larga serie de patios conectados; las casas servían como pasaje entre Kiralyutca y Dobutca, con apartamentos en las plantas altas y pequeños comercios en las plantas bajas. En tiempos recientes GozsduUdvar fue convertido en un moderno complejo residencial con muy buenos restaurantes, pubs y cafés. El lugar se pone muy animado sobre todo cada domingo, desde marzo a octubre, durante el Gouba (GozsduUdvar), un muy popular mercado, de los cinco mayores de la ciudad.

El distrito de los Palacios

En alguna época fue uno de los distritos más pobres de la ciudad, pero hoy esta zona representa la diversidad, el arte, la música y la arquitectura. Su nombre proviene del hecho de que las familias aristócratas del imperio austro-húngaro construyeron aquí más de 30 palacios y casas residenciales. Muchas de ellas fueron restauradas y hoy pertenecen a diferentes instituciones del Estado (universidades, bibliotecas) o de privados (hoteles). Para conocer este señorial paseo, lo mejor es hacer un 'tour a pie' que comience en el Museo Nacional, en el que los guías van contando las historias de los edificios y residencias. Una de las plazas más bellas y concurridas de este distrito es la Mikszathter, con restaurantes y cafés a su alrededor.

Parada


El puente de las cadenas

Budapest

"La" foto de Budapest es el puente que cruza el río Danubio uniendo "Buda" con "Pest" (las dos partes de la ciudad, que corresponden al oriente y al occidente). Supo ser el más largo del mundo, con 375 metros de largo y 16 de ancho, y en sus torres se ve, orgulloso, el escudo de armas de Hungría. Hacia el final de la Segunda Guerra Mundial fue destruido por los alemanes. Fue reconstruido, se reinaguró en 1949, y es una copia exacta del original.

El castillo de Buda


Junto con el Puente de las Cadenas es el otro ícono de Budapest, y la antigua residencia de los reyes de Hungría. Hoy, el castillo alberga la Biblioteca Széchenyi, la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest. Las vistas desde la colina donde se encuentra el castillo son de los puntos turísticos más visitados de la ciudad.