Buen manejo de pasturas es de alto valor en coyunturas adversas

Jornada técnica en Paysandú resaltó el aporte de ese recurso natural

La tradicional jornada de lechería, cuya realización se reanudó este año desde la Estación Experimental Mario A. Cassinoni (EEMAC) de la Facultad de Agronomía en Paysandú, puso en el tapete la importancia de la pastura en la actual coyuntura de dificultades que atraviesa dicho sector productivo.

El ingeniero agrónomo Pablo Chilibroste, quien expuso en esa jornada, mencionó con énfasis el valor de un buen manejo de ese recurso, señalando experiencias realizadas en 2004 y 2005 y que a partir de esos años todos los experimentos han generado resultados que destacan el valor de este recurso de alimentación.

Otros trabajos realizados fuera de la EEMAC, en el área de producción de carne, compartidos en el litoral del país con el ingeniero Pablo Soca y en un proyecto de producción competitiva y nutrición y reproducción con Conaprole, fueron muy claros en poder cuantificar y verificar el impacto que tiene la pastura en los resultados y estabilidad de los sistemas, destacó Chilibroste al programa Panorama Rural de Éxito FM y Radio Paysandú.

Temas de prioridad

Sobre los tres puntos centrales de mayor importancia para atacar en este tema, Chilibroste sostuvo que en primer lugar existe un problema de estructura que tiene que ver con el diseño de las rotaciones que son muy anualizadas. Es muy difícil que se les de un año en que todo salga bien y es muy fácil que se presenten años en que siempre hay un problema vinculado a sus explotaciones.

Cuando hay problemas en las rotaciones es porque se alargan los períodos de barbecho, se atrasan las siembras y se compromete la productividad.

También ocurre que hay una proporción de 30% y hasta 40% que en buena parte del año está sin producir y, por más que al otro año produzca muy bien, es difícil diluir esa ineficiencia en los costos, dijo el técnico.

Sistema de producción de pasto estables permiten mayores niveles de producción lechera

Como segundo punto Chilibroste afirmó que existe un aspecto de manejo, tema en el que se pone mucho énfasis en el control de la intensidad de foliación. Los sistemas que logran tener un patrón de manejo que les da cierta estabilidad en el pastoreo, que cuando las vacas llegan a la parcela y hay pasto disponible y cuando se van hay pasto residual, son sistemas que tienen mucha estabilidad, tienen buenas producciones individuales y la proporción del pasto en la dieta es alta.

Como tercer punto el investigador sostuvo que hay un campo interesante en el cual se avanzó, referido a la forma de sembrar, a las distancias en que se hace, al control de malezas y muy especialmente al tema nutrientes, según las especies.

El investigador dijo que existe otro aspecto a tener en cuenta en un predio lechero, el que refiere al balance entre la oferta y la demanda del establecimiento a nivel de la carga y tipo de animal, y a la infraestructura que dispone para hacer el manejo diario del ganado.

En sistemas que están muy desbalanceados, inevitablemente se encuentran con desajustes y eso lo lleva a tomar decisiones que a veces llegan tarde y son caras, sostuvo Chilibroste.

Populares de la sección