Buscan convertir en emprendedores a exguerrilleros de las FARC

Una entidad gubernamental colombiana busca formar a los desmovilizados en promotores turísticos

La organización iNNpulsa Colombia, institución gubernamental creada para apoyar y promover iniciativas de negocio que crezcan de manera rápida, rentable y sostenida, plantea convertir a los excombatientes de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en emprendedores, tras suscribir el definitivo acuerdo de paz que se negocia con esa guerrilla.

A través de un comunicado de prensa, el director de este ente gubernamental, Daniel Quintero, explica que se prefiere ver a la desmovilización de los exguerrilleros "como una oportunidad y no como una amenaza", por lo que sin aventajarlos optan por darles herramientas para "actualizarlos y compitan en las mismas condiciones". De acuerdo con cifras oficiales, se estaría hablando de una población cercana a las 20 mil personas.

Una de las potenciales iniciativas que se proponen es la creación de iniciativas turísticas "en la que ellos mismos cuenten cómo fue la guerra" y puedan "sacar del olvido" a muchas regiones del país que fueron campos minados.

Para ello, iNNpulsa planea insertarlos en los denominados boot camps: talleres intensivos en los que, según describe Quintero, "la gente aprende a innovar, a crear ideas y a probar cosas". Con esto los reinsertados tendrían la oportunidad de desarrollar capacidades básicas en gerencia, mercadeo y contabilidad, entre otras.

"Queremos que dejen las armas y a cambio se les ofrece la capacitación para iniciar una nueva vida sirviéndole a la sociedad de manera productiva", concluye el funcionario.

Límite para firmar la paz

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, exigió este lunes a la guerrilla FARC que ponga una "fecha fija" de cierre del desarme para firmar un acuerdo final de paz para acabar con medio siglo de conflicto armado.

"El gobierno exige una fecha fija, precisa y clara para que termine el proceso de desarme", dijo Santos en una alocución desde la presidencial Casa de Nariño, junto a sus representantes en las negociaciones, que transcurren en Cuba desde hace más de tres años.

Un comunicado conjunto entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), emitido el 23 de septiembre pasado en La Habana, señaló que la dejación de armas "deberá comenzar a más tardar a los 60 días luego de la firma del Acuerdo Final", pero no marcó un plazo para la finalización de ese proceso. "Por ningún motivo esa fecha puede quedar abierta", enfatizó Santos.


Fuente: En base a EFE y AFP