Buscan disminuir 10% la cantidad de partos prematuros

La prematurez ocurre en el 9% de los casos y es la principal causa de internaciones en CTI

Cuando Martina nació había estado solo cinco meses y medio dentro del útero de su madre y su tamaño era comparable con el de la palma de dos manos. Pasó 59 días internada en una incubadora. Es una historia real, pero con un nombre ficticio, similar a la que vivieron el 11,8% de las madres que tuvieron a sus hijos en el Hospital Pereira Rossell en 2015. Luego de cinco años de una tendencia a la baja en ese porcentaje, este aumentó en comparación al 10,2% de los nacimientos que fueron prematuros en 2014. Las autoridades sanitarias se propusieron disminuir un 10% la tasa de prematuridad –que fue del 9% promedio de los nacimientos en 2014 en Uruguay– y estableció como uno de los 15 problemas críticos a la prematurez y el bajo peso al nacer.

Además de la tasa de mortalidad infantil, que es de 5 cada 1.000 nacidos vivos, la prematurez tiene como uno de los problemas principales la inmadurez de muchos órganos, además de que aumenta las probabilidades de tener otras complicaciones durante la internación que pueden provocar alteraciones intestinales, de visión, audición o neurológicas. Se trata de la razón principal que provoca el ingreso de bebés a CTI neonatales, seguido de las malformaciones.

"Cuando nace un bebé prematuro, nace una familia del prematuro que no estaba preparada para recibirlo", indicó a El Observador Daniel Borbonet, neonatólogo grado cinco a cargo del Departamento de Neonatología del Hospital Pereira Rossell. El bebé prematuro requiere un seguimiento diferente y cuidados especiales luego de que es dado de alta. Por esa razón desde ASSE se aseguran de coordinar un seguimiento para el bebé y de que las condiciones donde vaya a vivir sean las adecuadas.

"No podemos invertir dinero para que salgan vivos para luego no tener una adecuada protección extrahospitalaria y que con el primer cuadro respiratorio reingresen y tengan un desenlace fatal a un mes de haber sido dados de alta", agregó. Las patologías respiratorias son las más graves para los bebés prematuros –que son más frágiles ante un cuadro así, pero también es importante que reciban una nutrición adecuada con la leche de su madre, porque de otra manera pueden desviarse de los percentiles y una desnutrición puede provocar infecciones o alteraciones en el neurodesarrollo del recién nacido.

Uno de cada seis uruguayos nace en el Hospital Pereira Rossell, la maternidad más grande del país, que realiza aproximadamente 7.500 partos anuales. Semanas atrás, allí se inauguró un CTI Neonatal y un block quirúrgico con tecnología de punta a nivel mundial, explicó Federico Eguren, su director general, a El Observador. "No solo nos jugamos en los que sobreviven, nos jugamos en la calidad de vida que le vamos a dar en el futuro a esos bebés que sobreviven, a veces con pesos muy pequeños".

De los prematuros que nacen con un peso menor a un kilo, un 60% reciben el alta, pero la situación es diferente para los que tienen un peso menor a los 750 gramos –considerados microprematuros–. Su sobrevida es del 15% en el primer año de vida.

"Tenemos una mortalidad dura en el microprematuro. Ahí tenemos un desafío", aseguró Borbonet. Previo a la inauguración de las nuevas salas, los recién nacidos que necesitaran recibir una cirugía debían ser trasladados en ambulancia a otra sala del hospital y ser subidos en ascensor, pero ahora hay camas para hacerlo donde nacen. "Eso cambia totalmente el pronóstico", dijo Borbonet. "La mortalidad que conlleva los traslados de pacientes neonatales es muy alta".

Los embarazos con más riesgo de partos prematuros son los que surgen de aquellos embarazos no programados ni deseados. En esos casos, la falta de control hace que si la madre tiene patologías como diabetes, infección genital o urinaria o patologías cardiológicas, se pueda interrumpir el desarrollo normal y que eso genere un parto prematuro. Un 3,4% de los bebés nacidos en el Hospital de la Mujer del Pereira Rossell en 2015 tuvieron cero control durante el embarazo.

Hay otros factores que pueden provocar partos prematuros: socioeconómicos, culturales, el consumo de alcohol en embarazadas, las condiciones de higiene o la escolaridad de las madres."Cuando la educación de las madres es menor, mayores riesgos tenemos de que sucedan partos prematuros", aseguró Borbonet. Sin embargo no todos los partos prematuros pueden ser evitables; también incide la genética que en ocasiones determina que sucedan de esa manera.

Problema de seguimiento

Cada recién nacido prematuro está en promedio 65 días internado, pero luego requiere un cuidado adecuado para evitar contraer enfermedades. ASSE tiene un programa que sale a buscar a los recién nacidos prematuros que no asisten a las consultas. Sin embargo, el 5%, porque cambian de dirección, teléfono o por un tema de marginalidad, no logra ser captado.


Populares de la sección

Acerca del autor