Buscan nuevos casos de dengue en Uruguay tras primera confirmación

MSP comenzará a realizar recorrida por hogares de Pocitos para detectar posibles infectados
El Ministerio de Salud Pública (MSP) confirmó ayer el primer caso de dengue autóctono en Montevideo. Si bien todavía resta un segundo análisis en el exterior, las autoridades reforzarán los controles y las actividades de prevención. No descartan que haya otros casos en la zona de Pocitos –donde vive la primera infectada–, y el MSP encuestará a los vecinos para detectarlos.

Se trata de una mujer de 31 años, residente de la zona de Pocitos, que durante la primera semana de febrero había realizado una consulta en una institución de salud privada de la capital por un cuadro febril. Allí fue internada durante dos días para ser observada por el equipo médico que, luego de algunos análisis, envió muestras de sangre al laboratorio central del MSP. A primeras horas de la tarde de ayer se identificó que se trataba de un caso de dengue.

La joven no había viajado al exterior previamente, por lo que se confirma que se trataría de un caso contraído en Uruguay. Actualmente está en su casa fuera de peligro.

Si bien las pruebas del laboratorio central del MSP permiten realizar un diagnóstico nacional, señaló el ministro de Salud, Jorge Basso, en conferencia de prensa, se enviará una muestra de sangre a un laboratorio en Puerto Rico –al cual ya habían recurrido por otros casos– para obtener una confirmación internacional definitiva, tal como requieren los primeros casos autóctonos de un virus. Se espera que los resultados de dichas pruebas retornen a Uruguay en alrededor de una semana.

De todas maneras, las autoridades actuarán como si ya estuvieran frente a un caso de dengue autóctono confirmado para ganar tiempo y reducir la posibilidad de que el virus se extienda. Las actividades se llevarán a cabo principalmente en la zona de Pocitos, en la cual reside la paciente, ya que "es muy poco probable que un mosquito pique a una sola persona", explicó Basso.

Recorrida por los hogares

Las acciones preventivas tendrán dos etapas: de vigilancia epidemiológica y de vigilancia del vector. La primera de ellas implica la búsqueda activa de otros posibles casos de la enfermedad. Para esto, a partir de la tarde de ayer, equipos del Ministerio comenzaron a asistir a algunos hogares para realizar un cuestionario enfocado en identificar si algún miembro de la familia presentó un cuadro febril que hubiese, o no, requerido una consulta médica. De esta manera, se podrá saber en qué zonas se concentran los posibles casos y tener un panorama más claro de la situación epidemiológica del dengue en Uruguay.

En cuanto a la vigilancia del vector, los equipos del ministerio pondrán en marcha medidas de eliminación de recipientes que podrían convertirse en posibles criaderos y, en los casos en que se detecten riesgos en alguna residencia, se hará una fumigación focal.

La subdirectora del MSP, Raquel Rosas, afirmó que los otros casos sospechosos de dengue, zika o chikunguña que estaban siendo sometidos a análisis fueron descartados. "El dengue es una enfermedad que llega para quedarse", dijo Rosas, quien agregó que el personal de la salud ya estaba preparado para una inminente llegada del virus al país dada la cantidad creciente de viajes por parte de uruguayos a zonas con casos confirmados.

"Esto no quiere decir que se presente siempre de forma epidémica", aclaró Rosas. "Puede ser que haya casos que se mantengan durante todo el año y, en algún momento, brotes más importantes". Basso señaló que los meses en que las condiciones ambientales son favorables al mosquito son marzo y abril. Para Rosas, la llegada del dengue a Uruguay era "una crónica anunciada".

Cómo prevenir la infección

El Sistema Nacional de emergencias (Sinae) publicó una serie de consejos que se deben tener en cuenta a nivel doméstico para evitar un posible criadero del mosquito Aedes aegypti en el hogar, que además del dengue, transmite otras enfermedades como el zika o la chikunguña.

Primero que nada, se debe asegurar de dar vuelta cualquier recipiente que pueda acumular agua, como macetas, baldes o tanques. En el caso de poseer neumáticos, se recomienda colocarlos bajo techo y llenarlos con arena.

Usar repelente podría evitar la picadura del mosquito. Estos se deben aplicar al menos tres veces por día –en mayores de 12 años– y son recomendables para toda la población, excepto para los menores de seis meses en los cuales no se debe aplicar ningún tipo de repelente.

En el caso de utilizar repelentes o insecticidas de ambiente, se debe corroborar que estén registrados ante el MSP. Se recomienda colocarlos en la mañana y al final de la tarde, ya que es el horario de mayor actividad del mosquito, y en los lugares donde estos insectos puedan esconderse. Es importante alejar a los niños o a las mascotas, así como alimentos, utensilios de cocina o juguetes, del lugar donde se fumigó.

Una vez fumigada la habitación, debe mantenérsela cerrada por 15 minutos. Antes de volver a ingresar, es necesario ventilar el ambiente por al menos 30 minutos.

Un primer caso sospechoso en 2007, en Salto

En 2007 el Ministerio de Salud Pública ya había estado ante un posible caso de dengue autóctono en un hombre de 30 años residente de Salto. El anuncio lo había dado el entones director nacional de Salud, Jorge Basso, ahora ministro de dicha cartera.

Ante la noticia, las autoridades del departamento intensificaron los controles a nivel doméstico, así como en las fronteras y en los parques termales. Esto sucedió el 19 de marzo de ese año. Tres días después, la ministra de Salud de ese momento, María Julia Muñoz, dijo que no existía una total certeza de que el caso fuera efectivamente de dengue ya que todavía faltaban algunos análisis que lo confirmaran.

El 29 de marzo de 2007, Uruguay volvió a recibir su calidad de país libre de dengue luego de que el Centro de Control de Enfermedades de Puerto Rico descartara la presencia del virus en las muestras de sangre de 11 personas, incluida la del paciente de Salto.


Populares de la sección