Buscan potenciar atractivo para embarque y atraque de cruceros

ANP analiza habilitar amarres por fuera de muelles para elevar oferta

Las autoridades de la Administración Nacional de Puertos (ANP), el Ministerio de Turismo y la Intendencia de Montevideo (IMM) trabajan en conjunto para mejorar la infraestructura de la terminal de cruceros de la capital, que le permite explotar algunas ventajas frente a otros destinos en la costa del Atlántico Sur.

Las autoridades organizaron ayer una visita con la prensa por la terminal Fluvio-Marítima del puerto de Montevideo con la presencia simultánea de tres cruceros. En diálogo con El Observador el titular de la ANP, Alberto Díaz, anunció que el ente portuario busca la forma de que la terminal de Montevideo "aproveche" de mejor manera la zafra de cruceros.

Producto de la escasa capacidad de los muelles públicos, es bastante complejo de coordinar que puedan atracar más de tres embarcaciones en simultáneo. Si bien ahora la ANP cuenta con el muelle C, las compañías de cruceros no suelen aceptar esa opción porque está bastante alejada de la zona de Ciudad Vieja, por lo que deben contratarse compañías de transporte para los cruceristas.

Una de las opciones que maneja el ente portuario es la de permitir amarres en las inmediaciones de la terminal Fluvio-Marítima y luego trasladar en pequeñas embarcaciones a los turistas a tierra firme, una operativa similar a la que suele utilizarse en las escalas de Punta del Este.

Por otro lado, Díaz dijo que el proyecto para trasladar la terminal de Buquebus al Dique de Mauá "sigue adelante" aunque su gestión política está ahora a cargo del Ministerio de Transporte que acaba de enviar un proyecto de ley al Parlamento para expropiar un par de padrones de la zona. El titular de la ANP indicó que de concretarse esa iniciativa –promovida por el empresario, Juan Carlos López Mena–, seguramente otros operadores de pasajeros marítimos procurarán ocupar su espacio en la terminal Fluvio-Marítima de Montevideo. También hay en carpeta otro proyecto para instalar una terminal exclusiva para cruceros donde funciona la actual sede del Ministerio de Turismo sobre la rambla portuaria.

Números y ventajas

Hasta ahora, Uruguay recibió 89 cruceros en lo que va la temporada 2016-2017 (noviembre-abril), incluyendo 59 embarcaciones que atracaron en Montevideo y otras 32 en Punta del Este. Los datos parciales de la temporada muestran que unos 154 mil turistas visitaron la capital y otros 115 mil el balneario esteño. Para el cierre de la zafra se esperan recibir unas 151 embarcaciones.

En declaraciones a la prensa, el subsecretario de Turismo, Benjamín Liberoff, dijo que sumando los tres cruceros de Punta del Este que amarraron ayer y los de la capital, unas 20 mil personas (incluyendo tripulantes) recorrieron Uruguay en una sola jornada.

El jerarca comentó que el objetivo –y para lo que están trabajando las autoridades desde hace seis años– es que las compañías apuesten al "recambio de cabinas" en Montevideo. "Se comenzó con 50 cabinas y hoy estamos con cerca de 300 cabinas", destacó. La compañía Costa Cruceros realiza embarque y desembarque de turistas en la terminal de Montevideo desde la temporada 2011-2012.

Liberoff anunció que para la zafra del próximo año, las compañías de cruceros van a ofrecer en sus portales la posibilidad de embarcarse en Montevideo. Una de las ventajas que ofrece la capital es que se pueden ofrecer tours en bodegas a media hora del puerto de Montevideo. Otra es que solo con cruzar la rambla ya se está en el casco histórico de la ciudad de Montevideo. También se ofrecen puntos de conexión durante 15 minutos de Wi-Fi gratis, un elemento preciado por muchos cruceristas porque las tarifas abordo de las embarcaciones suelen ser bastante onerosas. "Esas son todas ventajas competitivas importantes", aseguró Liberoff.

De todas formas, el funcionario reconoció que Uruguay perdió algunas rutas de cuatro o cinco compañías de cruceros producto de "algunas complicaciones" que surgieron en la región, como un encarecimiento de los costos para atracar en Argentina o algunos requerimientos de exigencias laborales de las autoridades brasileñas.

La apuesta es que para la temporada 2018-19, se pueda trabajar en conjunto con la región para posicionar nuevamente al Atlántico Sur como una opción de referencia para el grueso de las compañías de cruceros.


Populares de la sección