Buscan salida para trabajadores de Fripur

El gobierno anunció que extendrá seguro de paro especial
El gobierno tiene en carpeta diferentes alternativas para poder concretar una salida laboral para los trabajadores de la ex Fripur, que esta semana pasó a manos de la firma Wanchese Fishing Company, propiedad de la canadiense Cooke Aquaculture, por decisión de la Justicia.

En ese sentido, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, dijo ayer en rueda de prensa que en primer lugar habrá una extensión del seguro de paro especial que se había aprobado el año pasado cuando cerró la planta. A su vez, dijo que el Poder Ejecutivo planteará al consorcio canadiense la posibilidad de que incorpore en su plantilla operarios de la ex Fripur.

Por su parte, la ministra de Industria, Carolina Cosse, anunció la posibilidad de reconvertir la mano de obra para que se pueda desempeñar en otros rubros ajenos a la actividad de la pesca.
Para Murro, la decisión de la Justicia es un paso "positivo", porque otra alternativa era dejar de lado tanto la propuesta empresarial como las de los trabajadores. Así el llamado hubiera quedado desierto y se hubiera pasado a la venta por partes.

"Creo que otro aspecto positivo es que el consorcio internacional especializado en el negocio pesquero decide invertir en Uruguay. Estamos hablando de una inversión que va a rondar los US$ 25 millones, porque además de los US$ 16 millones que se pagan al contado van a haber nuevas inversiones que están comprometidas en la oferta que el grupo hizo", apuntó el jerarca.

Cooke Aquaculture compró todos los activos de Fripur: marca, barcos, inmuebles (además de la planta de procesamiento sobre la calle Rondeau en el barrio de La Aguada y otra planta de harina de pescado en el Cerro) y una firma argentina del mismo giro, Grinfin. La oferta inicial de la empresa canadiense era emplear en una primera etapa a 200 trabajadores: 100 en Fripur y otros 100 en esta sociedad argentina, dijo Cobas.De acuerdo al sindicato, la canadiense no tiene planes de utilizar la planta en esta fase inicial, sino que el grueso de ese centenar de trabajadores (alrededor de 90) iría a trabajar a los barcos.

Además, Murro informó ayer que el Poder Ejecutivo promulgará un decreto por el cual durante seis meses quedarán suspendidos los aportes patronales extra que se realizan por actividad bonificada en la pesca, para adelantar el retiro de los operarios.