¿Buscando oxígeno en el espacio?

El estado de las finanzas públicas obliga a las autoridades a agudizar el ingenio para encontrar recursos

En el primer tramo de su primera administración (2005-2010), más precisamente en noviembre de 2006, el presidente Tabaré Vázquez hizo una jugada estratégica a dosbandas con la que se granjeó elogios de la comunidad financiera, pero sobre todo a la interna de su fuerza política, el Frente Amplio: canceló de un solo pago la deuda por capital e intereses que Uruguay tenía hasta entonces con el Monetario Internacional (FMI) por un total de US$ 630 millones.

De esa manera, se liberó de las condicionalidades que impone el organismo a los países que tienen acuerdos de créditoy al que antes le había dicho que el Plan de Emergencia por US$ 100 millones era innegociable si llegaba al poder. Antes de ganar las elecciones y durante una gira por Estados Unidos había anunciado que la conducción económica estaría en manos de Danilo Astori, lo que también  llevó tranquilidad a los mercados, y desde entonces ha sido clave fundamental  del mantenimiento de esa fuerza política en el poder
A eso se le agregó un manejo profesional de la deuda pública como nunca antes había existido - de las pintadas en los muros de “no pagar la deuda externa” se pasó a la gestión del endeudamiento bajo estándares especializados y se logró así reducirlo a mínimos históricos

El problema ya no es el stock de deuda sino la capacidad de amortizarla, lo que hasta ahora ha sido fácil gracias al fluido acceso a los mercados de capitales a bajas tasas de interés y laextraordinaria bonanza económica lograda gracias al boom de los precios de los bienes que el país produce y exporta, a lo que se sumó la llegada de capitales que migraron del mundo desarrollado en crisis y con tasas de interés cero.Pero la economía no es estática,  el viento de cola se está tornando suave brisa y las mismas condiciones que provocaron el empuje han cambiado de signo.

En estos días en los que comenzó a elaborarse el presupuesto quinquenal de gastos, bien vendría mirar hacia Europa.

Grecia en apuros

Grecia sugirió el jueves que ofrecerá las mayores concesiones a la fecha para llegar a un acuerdo con sus acreedores, al inicio de una reunión clave que podría darle acceso al esperado financiamiento de la zona euro, si bien intentó convencer a sus votantes de izquierda de que seguirá rechazando la austeridad.

Según reportó la agencia Reuters el gobierno del primer ministro Alexis Tsipras, que lleva tres meses en el poder, está bajo una creciente presión en su país y en el exterior para alcanzar un acuerdo con los acreedores del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea a fin de evitar la bancarrota.

Una encuesta mostró que el 75% de los griegos piensan que Atenas debe alcanzar un acuerdo a cualquier costo para permanecer en el área del euro.

El equipo de negociadores griego, que fue reforzado esta semana, comenzó sus reuniones con representantes del denominado Grupo de Bruselas -que representa a la zona euro, el FMI y el Banco Central Europeo (BCE)- para discutir las reformas que promulgará Grecia con rapidez para recibir fondos de su rescate.

Estaba  previsto que las discusiones prosigan hasta el domingo, durante el fin de semana largo por la celebración del 1 de Mayo. Un funcionario griego dijo que Tsipras estaba  dispuesto a sumarse a la discusión para presionar por avances si es necesario.

En una señal de la gravedad de la situación, ambas partes acordaron no ofrecer declaraciones, dijo un funcionario de la zona euro.

Grecia quiere un acuerdo interino para la próxima semana, con la esperanza de que permita al BCE suavizar las restricciones a la liquidez antes que su cumpla el plazo del 12 de mayo para pagar 750 millones de euros al FMI.

Atenas ha sugerido que tendrá problemas para poder pagar la cuota.

Elegido tras prometer poner fin a la austeridad y a un impopular programa de rescate del FMI y la UE, hasta el momento Tsipras se ha negado a cruzar las denominadas "líneas rojas" -pensiones, reforma laboral y ventas de activos estatales- que son vitales en laagenda de su partido izquierdista.



Tras una reunión preparatoria de altos funcionarios griegos el miércoles, un destacadomiembro del gobierno afirmó que Atenas está dispuesta a vender su participación mayoritaria en sus dos mayores puertos y hacer concesiones en el impuesto al valor agregado y algunos puntos de la reforma de pensiones, en la señal más clara hasta la  fecha de que está preparado para ceder y llegar a un acuerdo.

"El gobierno griego está dispuesto a alcanzar una solución honesta que desbloquee la ayuda financiera de sus socios y ponga fin a la asfixia económica que han causado los rescates", dijo el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, que fue apartado de las conversaciones días atrás para aplacar a los acreedores, a la emisora de radio Sto Kokkino.

Sin embargo, la oficina de Tsipras descartó el jueves cualquier paso atrás, intentandocalmar a la línea dura dentro de su partido Syriza, al tiempo que busca satisfacer a los acreedores de Grecia antes de que se vacíen sus arcas.

"El gobierno se está ateniendo a sus líneas rojas", afirmó un asesor del primer ministro a cambio de respetar su anonimato. "El gobierno no tiene el mandato popular para sellar un acuerdo que cruce las líneas rojas y no lo hará".

El paso atrás llegó después de que un alto funcionario de la zona euro implicado en las conversaciones dijera que para garantizar un acuerdo, Grecia tendría que hacer concesiones sustanciales en al menos uno de tres asuntos en disputa: las pensiones, el mercado laboral y los impuestos.

Uruguay no es una isla

En Uruguay, que está muy lejos de llegar a extremos como el archipiélago europeo pero no es una isla, el gobierno -en especial el ministro de Economía y Finanzas, DaniloAstori- se encarga de repetir en cada aparición pública que la coyuntura mundial -con baja de los precios que el país exporta- y regional –con recesión y graves desequilibrios en los vecinos Brasil y Argentina- ya no luce tan amistosa como durante la última década.

En ese contexto, expertos como el economista de la consultora CPA Ferrere, Alfonso Capurro, han advertido que “sin corrección fiscal la deuda puede adquirir unatrayectoria insostenible”

En estos días en los que comenzó a delinearse el presupuesto quinquenal de gastos para identificar el “espacio fiscal” que se tendrá para gastar, con un déficit que ronda 3% del PIB,  bien vendría observar la tragedia griega, y recordar que en el espacio no hay oxígeno y que la ley de gravedad no tiene ideología ni color político


Comentarios

Acerca del autor