Cabify comenzará a funcionar en Montevideo el 10 de noviembre

La empresa comenzará su operativa con decenas de autos

La aplicación de transporte de pasajeros Cabify, que tenía previsto comenzar esta semana, postergó su lanzamiento por problemas administrativos, por lo que comenzará a estar vigente en territorio uruguayo a mediados de la próxima semana.

El director de operaciones de Cabify en Uruguay, Manuel Gros, dijo a El Observador que la aplicación comenzará a funcionar de forma abierta para todos los usuarios desde el próximo jueves 10. Previo al lanzamiento, la empresa realizará una "prueba cerrada" de la aplicación con familiares y amigos, para chequear el funcionamiento de los conductores.

Cabify es una aplicación que, a diferencia de Uber o EasyGo, ofrecerá sus servicios a través de vehículos y conductores habilitados como remís. De esta forma, la aplicación se garantiza su legalidad, ya que se mantiene dentro de los parámetros que determina la normativa de transporte.

Lea también: ¿Qué diferencia a Uber, Easy y Cabify de los taxis convencionales?

Según Gros, el principal diferencial de Cabify con respecto a las demás aplicaciones de transporte está en ofrecer un servicio de "calidad" mediante la selección de vehículos con estándares que superan a los que están en el mercado, tarifas fijas y conductores capacitados. También con un centro de atención al cliente y al conductor para resolver cualquier problema de facturación, vehículo o con el cliente que surjan durante los viajes.

En un primer momento, Cabify comenzará a funcionar solo en Montevideo, aunque Gros aclaró que la empresa tiene intenciones de ampliar sus servicios a Canelones y Maldonado en "etapas posteriores".

"Más allá de la legalidad, nuestra estrategia también es crecer dentro de la lógica de mercado y sostenidamente, para ser un poco más impermeables a posibles problemas o cambios que haya en el mercado o en la regulación", expresó.

Consultado sobre la cantidad de unidades con las que se comenzará a trabajar, Gros dijo que serán "algunas decenas de coches" habilitados para funcionar como remises. En tanto, el representante de la empresa aclaró que, por el momento, no se trabajará con autos particulares sino hasta que las intendencias de cada departamento habiliten el uso de la aplicación. "Nosotros apuntamos a eso, a que la actividad se regule y ahí empezar a trabajar con particulares. Que las condiciones sean justas para todos, para las aplicaciones y para los medios que ya están existiendo; que todos paguen los impuestos que les corresponda y que las garantías para los pasajeros sean las mismas en todos los medios respecto a seguros y coberturas", dijo Gros.

Por otra parte, el directivo expresó que la empresa comenzará aceptando las tarjetas internacionales y PayPal como única forma de pago. Pero aclaró que "a la brevedad" se irán incorporando otros medios de pago locales.


Populares de la sección

Comentarios