Cabify ya tiene autos particulares que realizan viajes en Montevideo

Prevén que el nuevo decreto de apps se promulgue en los próximos días
A una semana de la aprobación en la Junta Departamental del nuevo decreto que regirá a las aplicaciones del transporte, el gerente de la española Cabify y el intendente de Montevideo, Daniel Martínez se reunieron a "pasar en limpio" la regulación y "alinear expectativas".

Cuando el 15 de diciembre, y bajo las protestas del sindicato del taxi, los ediles aprobaron el decreto, Cabify mostró su satisfacción con la nueva norma y recalcó su intención de comenzar a trabajar con conductores particulares "a la mayor brevedad posible". Ayer, luego de la reunión con el intendente, y aunque aún el decreto no está en vigencia, el gerente general de Cabify en Uruguay, Manuel Gros, afirmó que ya cuentan con ese tipo de vehículos realizando viajes en la capital.

"Estamos trabajando con unos pocos como forma de adaptarnos y vamos agregando semana a semana", afirmó Gros en conferencia de prensa.

El gerente general de Cabify aseguró que todos los choferes que trabajan con esa aplicación cuentan con licencia profesional, y que los vehículos cumplen las exigencias que pide la nueva normativa.

Según el decreto, que ya está en manos del intendente y se prevé quede promulgado en los próximos días, los conductores deben además tener carné de salud vigente y cumplir con las normas fiscales, de previsión social y laboral.

Se exige además que no trabajen más de ocho horas corridas ni más de 12 en un día, que los vehículos tengan una antigüedad máxima de 6 años, y capacidad máxima de 5 pasajeros.

Según aseguró Gros, la nueva normativa beneficia a la empresa que lidera, ya que de esa forma podrán tener más vehículos y cubrir la demanda de viajes.

Por otra parte, explicó que seguirán trabajando con remises y que la idea es incorporar vehículos eléctricos. Eso último, ya fue planteado al intendente de Montevideo y a las autoridades de UTE.

Consultado acerca del canon que deberán pagar a la comuna –de 0,45 unidades indexadas por kilómetro recorrido-, Gros señaló que "no es un problema sino una formalidad que se suma al proceso".

"Así como los remises o taxis tienen que pagar un permiso también los particulares para trabajar van a tener que hacer un pago. Es algo necesario", afirmó.

Agregó asimismo que si bien por el momento Cabify solamente trabajará en Montevideo, piensan extenderse más adelante a Canelones, Maldonado, San José y Colonia.

Puesta en práctica


Una vez promulgado el decreto que habilita al "transporte oneroso de pasajeros en vehículos privados contratado a través de plataformas electrónicas", restarán sin embargo varios meses para poner en funcionamiento todos los requerimientos que exige.

Según había afirmado a El Observador el director de Movilidad de la comuna, Pablo Inthamoussu, restan entre 4 o 6 meses para que se pueda controlar a los vehículos que trabajan con esas plataformas completamente. En tanto, se estará en un peridodo de transición.