Cae consumo en Brasil

En 2016 el consumo per cápita de carne vacuna en el país norteño fue el más bajo en 15 años
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El consumo de carne vacuna en Brasil cayó en 2016 a su menor nivel en 15 años en una conjunción de menor oferta y deterioro en la capacidad de compra de las familias. Este año la tendencia podría estabilizarse por una recuperación de la producción que podría no ser volcada enteramente al mercado externo y a una tímida mejora del consumo interno.

Según la consultora MB Agro, el consumo de carne vacuna per cápita en Brasil cerró el año pasado en 30,7 kilos, una baja de 1,9% y el menor nivel desde 2011. Así lo consignó un informe de Valor Económico, que también consultó a otros analistas del sector. La firma Agroconsult, por ejemplo, manejó un descenso de 6,6%, aunque ubicándolo en 36,8 kilos per cápita. Mientras MB Agro toma los datos oficiales de faena, Agroconsult incluye la que se realiza sin inspección sanitaria.

Para las consultoras en 2017 habrá una tímida recuperación del consumo debido fundamentalmente a una mayor producción esperada. "Estamos con stocks grandes de animales y vamos a tener un aumento significativo de la faena", dijo el coordinador de ganadería de Agroconsult, Mauricio Nogueira. Para la firma la producción de carne vacuna crecerá entre 7% y 11% en 2017. Con mayor oferta, crecería el consumo ya que no toda la producción adicional será exportada.

Analistas de Rabobank estiman, en tanto, un incremento cercano a 3% de la producción de carne vacuna este año que agregará entre 250 mil y 300 mil toneladas a la oferta total. Para el analista del banco, Adolfo Fontes, si las exportaciones no pudieran absorber la oferta adicional, el consumo doméstico podría ser estimulado.

Al margen de las exportaciones, las expectativas de Rabobank es que el consumo interno de carne vacuna crezca debido a la prevista recuperación de la economía. El banco prevé una expansión del PIB de entre 0,5% y 1%. Si bien es un porcentaje pequeño, sería suficiente para estimular el consumo.

En MB Agro creen que habrá un "pequeño" aumento del consumo doméstico de carne vacuna. A su juicio, en 2017 los precios de la carne aviar y porcina deberán ser más atractivos luego de encarecerse junto al precio del maíz en 2016.

El analista César Castro Alves estimó que para que el consumo tenga un repunte relevante, el crecimiento de la oferta vacuna debería ser superior a la esperada. MB Agro maneja una expectativa de aumento de la producción vacuna de 3% en 2017.

Populares de la sección