Caen precios en negocios con ganados gordos

El precio máximo por los novillos bien terminados se ubica en US$ 2,95 por kilo en cuarta balanza
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Esta semana hubo un cambio de tendencia del mercado y el novillo dejó los US$ 3,00 por kilo carcaza que se obtenían la semana previa. Las entradas son dispares, dentro de los 10 días, con algunas plantas dando entrada para los primeros días de diciembre.

El precio máximo por los novillos bien terminados se ubica en US$ 2,95 kilo en cuarta balanza, moviéndose en un rango que arranca en US$ 2,90 por kilo.

La vaca tuvo un ajuste a la baja. El precio se centra en el eje de US$ 2,60 por kilo, hasta US$ 2,70 por las vacas gordas de punta. Las entradas permanecen de una semana a 10 días. Algunas industrias tienen menor interés en vacas que semanas anteriores, por la llegada de las cuadrillas kosher, se concentran en novillos.

Las cuadrillas kosher generaron expectativas y un aumento de precios de los novillos, pero la industria parece haber completado una parte de su necesidad y espera a que la oferta aumente a fin de noviembre, para retomar las compras.

Estabilidad en el ovino


Mientras, el mercado de carne ovina está estable, con plantas que no están faenando. Las entradas se manejas de 10 a 15 días. Le referencia para el cordero es US$ 3,40 por kilo y para la oveja US$ 2,95.

En cambio, el mercado de reposición se muestra dinámico con mayor oferta. A diferencia de semanas previas los negocios se concretan con fluidez. La exportación en pie sigue comprando, pero en menor medida que en semanas anteriores. El ternero entero está en el eje de US$ 2,20 por kilo y las terneras tienen US$ 1,75 de referencia.

El remate de Lote 21 de esta semana tuvo un incremento de precios respecto al anterior, en casi todas las categorías, salvo en novillos de uno a dos años y de dos a tres años. Los terneros hasta 140 kilos aumentaron 6,9% hasta US$ 2,30; los de más 140 kilos subieron 3,88% a US$ 2,14; los generales aumentaron 4,83% a US$ 2,17; y se destaca el aumento de casi un 10% para la categoría de las piezas de cría, que promediaron US$ 337,45 y las vacas preñadas de 7% a US$ 544,8.

La faena de vacunos tuvo el mayor volumen desde junio, alcanzando 48.468 cabezas, un aumentó de 6,8% desde la semana anterior y un 1,2% mayor interanual. Las vacas con 24.298 cabezas fueron el 50,1% de la faena total, un aumento de 2,1% desde la semana previa y 13,6% más que igual período de 2015.

También aumentó la faena de los ovinos, 12% respecto a la semana pasada, alcanzando los 31.287 animales. La faena de corderos llegó a 18.960 cabezas, 8,5% más que la semana anterior y es un 9% mayor al 2015. Las ovejas, con 5.258 cabezas representan el 13% de la faena general de ovinos.

Respecto a la tonelada de carne vacuna exportada, quedó en US$ 3.218. Si se toman las últimas cuatro semanas móviles, se alcanza un precio promedio de US$ 3.353. El acumulado hasta noviembre, US$ 3.406 por tonelada, si se compara con el mismo período del año pasado bajó 10,2%, cuando fue de US$ 3.794 por tonelada.

El valor de la carne ovina llegó a los US$ 4.526 por tonelada exportada y dejo un promedio de las últimas cuatro semanas de US$ 4.139. El acumulado anual es US$ 4.179 por tonelada, un 9,3% menos que en igual período de 2015, cuando alcanzaba US$ 4.607.

Novillo tipo, US$ 1.115


El novillo tipo en octubre subió 1% respecto a setiembre, alcanzado a US$ 1.115. El valor agregado por la operación industrial (que incluye costos y beneficios) aumentó US$ 36 por cabeza en relación al mes anterior ubicándose en US$ 294 por cabeza. El valor de la hacienda descendió por segundo mes consecutivo, hasta US$ 821 por cabeza, luego de cuatro meses subiendo.

El precio del ganado gordo se vio impulsado por la demanda para las faenas kosher. El tiempo de permanencia de las mismas es fundamental para dar sustento a los precios cuando aumente la oferta sobre fin de mes.

Populares de la sección