Caída en demanda laboral es menos pronunciada, pero continúa

Mejora de indicadores económicos no se refleja en el empleo, que aún presenta dificultades
La evolución del mercado laboral es uno de los grandes "peros" que cualquier economista introduce en su análisis de la coyuntura nacional. Ante un nivel de confianza que no termina de repuntar pese al crecimiento de la actividad, los analistas apuntan al deterioro de los niveles de empleo como uno de los principales factores que impiden al país salir de ese letargo de "moderado pesimismo" en el que se mantiene la opinión pública.

En los sucesivos informes y conferencias, los expertos mencionan la presencia de "señales mixtas" e "indicadores dispares" que impiden proyectar valores aún más altos de crecimiento.

Monitoreando el empleo

El diagnóstico compartido por los analistas es que el deterioro del mercado de trabajo se ha venido desacelerando, pero que la pérdida de puestos de trabajo aún no se detiene. Entre los informes que ratifican esa visión está el Monitor de Demanda Laboral elaborado por la consultora Advice. El último reporte, con datos de abril, da cuenta de una reducción en la brecha interanual y una moderación de la caída de la demanda laboral.

Sin embargo, Federico Muttoni, director de Advice, se sorprendió al conocer el dato de abril, que marcó una contracción de 34% en la demanda laboral frente al mismo mes en 2016.
Algunos factores explicados en el informe ayudan a relativizar el dato. Uno de ellos es la incidencia de Semana Santa, que redujo casi 60% las vacantes publicadas. Como este año fue en abril y el año anterior había sido en marzo, el salto fue notorio. Para contrarrestar esa distorsión del calendario, Advice analizó el bimestre marzo-abril en su conjunto. Visto de esa forma, el descenso interanual fue de 8,3%, lo que implica una importante desaceleración en comparación con el mismo bimestre el año anterior, cuando la caída interanual había sido de 32,8%.

Otros indicadores

La conclusión de que el mercado laboral está invadido por la incertidumbre es unánime en los diversos informes que se han publicado en estos meses.

La última edición de la Encuesta de Expectativas Empresariales de la consultora Deloitte, también de abril, reportó una persistente cautela en torno a la creación de nuevos puestos de trabajo. Mientras que solo 8% de los empresarios estima que el empleo aumentará en el próximo año, 24% (casi uno de cada cuatro) opina que disminuirá. Según Deloitte, "la persistencia de un saldo negativo sigue reflejando un contexto de baja disposición de las empresas a contratar más trabajadores".

El índice de confianza del consumidor, elaborado por la Cátedra SURA de la Universidad Católica, mostró un descenso en marzo, de la mano –entre otras cosas– de una suba del indicador "expectativas de desempleo", que creció 4,2% y completó cuatro meses consecutivos al alza.

María Laura Volpi, de KPMG, dijo a El Observador que todos los datos confirman que el mercado laboral "se está estabilizando", aunque "no se ve una clara recuperación".

Consultada sobre las razones de señales contradictorias en la economía, Volpi explicó que se deben mayoritariamente a las notorias diferencias entre sectores. "Somos conservadores porque si bien hay señales de mejora, hay casos de cierres, reestructuras y empresas que no prevén recuperar puestos de trabajo. Vemos que el mercado por momentos muestra indicios de mejora en la situación laboral pero por otro lado otros signos de que no es el mejor momento", expresó.

Lo que preocupa a buena parte de los analistas, empresarios y también a integrantes del gobierno es que los sectores de actividad con mayores dificultades son precisamente los de mayor volumen de empleo, como la construcción y la industria. Los sectores de actividad más vigorosos, en cambio, se caracterizan por requerir menor cantidad de mano de obra, y eso juega contra los niveles de empleo.
"Venimos de otros años en que se contrataba sin pensar demasiado porque las expectativas eran buenas", explica Muttoni y afirma que "cuesta mucho ser optimista".

Populares de la sección