Callado y confiado: la táctica de Lacalle Pou previo a la campaña

Reforzará recorridas en Montevideo y Canelones para pelearle votos al FA

A falta de dos años para las elecciones internas de junio de 2019, el líder blanco Luis Lacalle Pou despliega una táctica política basada en el silencio y la confianza en sus propuestas. El candidato del Partido Nacional se rodea de técnicos de su confianza y trabaja en las sombras una marca personal al gobierno de Tabaré Vázquez, dijeron a El Observador algunos de sus allegados.

La siempre competitiva interna nacionalista plantea a esta altura un escenario con el hijo del expresidente Luis Lacalle Herrera y el senador Jorge Larrañaga como rivales para quedarse con la candidatura única, aunque los movimientos de los últimos meses en filas del exintendente de Paysandú abren la posibilidad a la aparición de más contendientes. Sea como fuere, las dos figuras más importantes de los blancos mueven sus fichas aunque falta bastante para que los uruguayos vayan a las urnas.

En el caso de Lacalle Pou, su idea en primer lugar es dosificar las salidas mediáticas. Su equipo de asesores explicó a El Observador que hasta el momento han cosechado buenos resultados manteniendo al candidato en silencio, reservando apariciones para temas importantes. "La carrera es larga y no hay que pasarse de horno", dijo a modo de ejemplo uno de los consultados. Por ese motivo, Lacalle Pou evita entrevistas en los medios de forma permanente y por cualquier tema, al margen de sus mensajes grabados que divulga en sus perfiles de las redes sociales.

Por otra parte, el equipo de Lacalle Pou advierte una desatención del gobierno a las propuestas lanzadas por el candidato hace más de dos meses. El 2 de marzo, al otro día del mensaje del presidente Vázquez en cadena de radio y televisión, el líder nacionalista dio una conferencia de prensa para divulgar 20 propuestas al gobierno, las cuales también envió por carta al mandatario. A inicios de mayo, sus asesores se dedicaron a analizar el posible impacto de sus iniciativas, a pesar de no haber tenido respuesta directa desde la Torre Ejecutiva.

El resultado: en al menos cinco temas el gobierno avanzó de acuerdo a los reclamos del senador blanco, según esa evaluación. Un documento interno que manejan en el despacho de Lacalle Pou afirma que la instalación de un centro donde se realizan operaciones complejas (IMAE) al norte del río Negro; la reestructura en ANCAP; el incentivo al comercio regional de excedentes de electricidad; haber descartado la construcción de la regasificadora; y la modificación en la política de relacionamiento con Venezuela, fueron asuntos activados por el gobierno luego de los reclamos del candidato.

"Es una suerte de defensa a las críticas dirigidas a la oposición, en cuanto a que no propone nada ni fija agenda. Estamos pudiendo llevar delante de forma satisfactoria un seguimiento cercano al gobierno, estando atrás de Vázquez, cercándolo en algunos temas. En términos de fútbol: haciendo marca sombra", explicó una de las fuentes.

En cuanto a movilización, indicaron a El Observador que Lacalle Pou centrará sus esfuerzos en Montevideo y Canelones en lo que resta del año, consciente del poder electoral del Frente Amplio en la zona metropolitana. Piensa en recorridas acompañado de legisladores, mientras que las idas al interior las realizará solo; el jueves 1° y el viernes 2 de junio estuvo en Durazno.


Populares de la sección

Acerca del autor