Cámara del Libro arremete contra habilitación de fotocopias

Por unanimidad el Senado aprobó excepciones a la ley de derecho de autor
El Senado aprobó por unanimidad el proyecto que estableció "excepciones" a la ley que protege el derecho de autor.

La discusión refirió sobre el fotocopiado de ejemplares que en líneas generales seguirá siendo ilegal, salvo cuando se trate de copias privadas y sin fines de lucro, aspecto que interesa a los estudiantes.

Si bien senadores como Constanza Moreira (Frente Amplio) aseguraron que la norma no perjudicará a los autores, desde la Cámara Uruguaya del Libro se informó que se está "transformando una excepción en regla" que "destruirá" la industria editorial del país.

Alicia Guglielmo, directora de la Cámara del Libro, preguntó "quién invertirá en un producto cultural por el que no es necesario pagar ningún precio, porque será lícito tenerlo sin pagar".

"Desde el punto de vista cultural presenciamos una ley que empobrecerá totalmente la producción expresada en un libro", dijo Guglielmo a El Observador.

Opinó también que el proyecto, "es inconstitucional" y además "viola tratados internacionales" sobre derecho intelectual. La pelea la darán ahora en la Cámara Baja.

La senadora Moreira destacó que se creará una "comisión de seguimiento" –entre otros integrada por representantes de la Cámara del Libro, estudiantes y delegados del Poder Ejecutivo– para evaluar la aplicación de la ley.

Sin bien en sala no hubo mayor debate, las bancadas de la oposición no aprobaron la eliminación de las penas monetarias.

Desde 1937 y con una modificación en 2003, la Ley 9.739 prohibió reproducir, por cualquier medio o procedimiento "una obra, interpretación, fonograma o emisión, sin la autorización escrita de su respectivo titular", aunque fuera sin ánimo de lucro o de causar perjuicio.

La sanción que previó es de entre 10 Unidades Reajustables (unos $9 mil), y 1.500 Unidades Reajustables ($ 1.350.765). La senadora Ivonne Passada, dijo ayer a El Observador que "sigue vigente la sanción penal".

El texto –que ahora irá a Diputados– permitirá la reproducción por cualquier medio de libros u obras protegidas, aunque el número de copias, por ejemplo para bibliotecas, lo determinará la reglamentación de la ley, dijo Passada.

El senador José Amorín (Colorado) afirmó que la redacción "castiga a los autores" y, Pedro Bordaberry (Colorado) dijo que "el interés superior es que los estudiantes accedan a material" aunque parece que los estudiantes son "un caballo de Troya" donde se mezclan otros intereses.

El senador Pablo Mieres (Independiente) opinó que comentó que "la regla general, sigue siendo la ilicitud de la reproducción de obras sin pagar". Su colega Jorge Saravia (Partido Nacional) opinó se está ante "un buen proyecto" que buscó "el equilibrio justo" entre la ley madre de derechos de autor y las excepciones.

La propuesta votada tuvo el apoyo de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) que ayer siguió la sesión desde las barras del Senado.


Populares de la sección