Cambadu en guerra contra nuevo canal de venta online de Bimbo

La gremial de almacenes intima a la multinacional a que revise su nueva estrategia comercial

*Por Martín Tocar

La empresa Bimbo estrenó el mes pasado una plataforma de e-commerce –comercio electrónico– y a Cambadu no le cayó nada bien. La asociación que agrupa a almaceneros, minoristas, baristas, autoservicistas y afines entiende que la iniciativa de Bimbo es "una invasión" de su espacio y que eso "es tan inamistoso como intolerable", según consta en la portada de la edición de marzo de Comuni Cambadu, publicación mensual de la gremial.

Los ánimos se caldearon con el surgimiento de "Momentos Bimbo", un portal web a través del cual la empresa ofrece a sus clientes la posibilidad de comprar online sus productos y recibirlos a partir de las siguientes 48 horas. Uruguay es el primer país en donde la empresa internacional –con su casa matriz en México– prueba el servicio. En un artículo titulado "Una empresa tiene mucho para ganar con nosotros y mucho para perder si toma actitudes inamistosas", Cambadu intima a Bimbo a revisar su estrategia.

"Una iniciativa como la anunciada por Bimbo no puede provocar otra cosa que la molestia de los clientes, que somos nosotros", expresa la nota, y agrega que eso no es una confrontación, sino parte de una "etapa en que los amigos conversan y se entienden".

La nota viene acompañada de una carta pública al gerente general de Bimbo en Uruguay, Rafael López, en la se acusa a la empresa de "competir y perjudicar a quienes les abrieron sus puertas y le brindaron todo lo necesario para conquistar al mercado de consumo". (ver más abajo)

Según Rafael López, gerente general de Bimbo en Uruguay, la plataforma web "no compite en lo absoluto" con Cambadu ya que se trata, a grandes rasgos, de un canal de venta para productos diferenciados. "Como su nombre lo indica, es para momentos especiales. Por ejemplo, cuando organizas una fiesta y quieres una presentación especial de pan de tortugas, lo puedes adquirir mediante este servicio", explicó López a El Observador.

El gerente, que desconocía el comunicado de Cambadu, agregó que Bimbo "apunta al diálogo" y a "estar bien" con sus socios de negocio. En tanto, Mario Menéndez, presidente de Cambadu, dijo a El Observador que ese tipo de argumentos son "malas artes" y afirmó que la de Bimbo es "una manera obscena de tratar a los pequeños comercios".

Menéndez explicó que lo que está escrito en la nota mencionada refleja el sentir de los socios de la gremial. "El que hace las cosas mal termina mal. Vos por más grande que seas, no podes venir a hacer papelones", sentenció.

Removiendo los cimientos

Este tipo de encontronazos se han vuelto moneda corriente cada vez que una herramienta digital irrumpe en un mercado consolidado, y según en el presidente de la Cámara de Economía Digital del Uruguay (CEDU), Marcelo Montado, el número de casos irá en aumento.

Montado opinó que es lógico que ciertos sectores reaccionen cuando las nuevas tecnologías les cambian unas reglas de juego que permanecían inalteradas desde hace tiempo. "Se da una pelea entre lo que se quiere mantener –por intereses que son legítimos– y lo que viene a desplazar ese modelo establecido", resumió Montado a El Observador.

Según el presidente de CEDU, la economía digital está produciendo un acortamiento de las distancias entre productor y consumidor final, lo cual golpea antiguos modelos de negocios y reformula la idea misma de la cadena de distribución. Pero no todas son batallas perdidas para las empresas tradicionales.

A fin de cuentas, el retail –desde el autoservicio al supermercado– también conserva algunas ventajas frente al e-commerce.

Daniel Menéndez, de la Asociación de Supermercados del Uruguay (ASU), indicó que a muchas grandes empresas y líderes de mercado (como lo es Bimbo) en realidad les sirve mantener el canal de ventas tradicional por el valor de tener sus productos en la góndola, que ejerce un "efecto impulso" sobre los clientes.

"Alguien capaz que va al supermercado buscando otra cosa, pero se cruza con tus productos y también se los lleva", explicó. El secreto, según Montado, está en "plantearse nuevos roles y ver cómo agregar valor". En esa línea opinó López, gerente de Bimbo, en una declaración publicada en la nueva plataforma web: "Estamos intentando algo diferente. Es un tema de probar qué sucede", dijo.

Reemplazados por la tecnología

Según un estudio de la Universidad de Oxford realizado 2013, la probabilidad de que los vendedores de tiendas retail sean reemplazados en las próximas dos décadas por robots (en el sentido de operaciones automatizadas) es de 92%. Es la segunda categoría con peores proyecciones en relación empleo y nuevas tecnologías, solo por detrás de los teleoperadores. Por otro lado, la investigación de Oxford da cuenta que el 47% de las profesiones están en alto riesgo de ser automatizadas en los próximos 20 años, según las conclusiones del trabajo.

La carta de Cambadu

Señor Rafael López.

Gerente General de Bimbo Uruguay

Nos sorprende la nota publicada en el suplemento El Empresario del diario El País, del pasado viernes 17 de febrero, en la cual se informa sobre la iniciativa de vender directamente al público. Grupo Bimbo moviliza 15.000 millones de dólares en América, Asia y Europa con una estrategia innovadora y una eficiencia mundialmente respetada... en la que no tiene espacio la competencia con sus propios clientes. No es ese, ni remotamente, el foco de su negocio.

Fue con base a ese sólido prestigio internacional y sus excelentes productos, que nuestro sector de retail puso al servicio del grupo industrial toda su fuerza de venta. Había nacido una prometedora relación comercial con un actor de mercado que los consumidores uruguayos merecían conocer y las góndolas de miles de comercios contribuyeron al engrandecimiento de la filial local. Nada mejor ni más plausible: así se hacen las cosas.

La noticia de que en el mundo entero Bimbo continúe comportándose como el comercio minorista espera, pero en Uruguay haga una excepción y decida competir y perjudicar a quienes les abrieron sus puertas y le brindaron todo lo necesario para conquistar al mercado de consumo, nos llena de sorpresa y nos causa profunda inquietud. Era algo que no esperábamos.

Es una actitud que consideramos debería reexaminarse. Queremos ser socios de Bimbo, no queremos ser víctimas de Bimbo. Creemos que su firma tiene mucho para ganar con nosotros y mucho para perder sin nuestro concurso... no es ese ni remotamente el futuro que deseamos en nuestras relaciones.

Y no nos sirven lo pretextos, que nos vemos venir. Pues nos esmeramos en que nuestros comercios tengan todo lo necesario para que los consumidores puedan proveerse de todo lo necesario para un acontecimiento familiar. Podemos recibir los pedidos por teléfono, en muchos casos de manera electrónica y la entrega domiciliaria no representa para nosotros ningún inconveniente y para el cliente tampoco ningún costo.

¿Dónde está la necesidad emergente que demanda cobertura? La venta en el salón y la venta domiciliaria es nuestro canal; la venta a través de nuestro concurso y nuestro respaldo, es el aporte que hacemos a Bimbo y deseamos seguir haciendo.

Bimbo no necesita hacer estas cosas, es una empresa grande y respetada, seguramente no desea perder la relación tan amistosa que teníamos hasta el momento. Los invitamos a revisar esta nueva estrategia, a evaluar por qué no se practica en ninguna otra región del mundo, y a retornar al excelente relacionamiento que tenemos desde que ese grupo desembarcó en Uruguay y contó con nuestro entusiasta respaldo.

Cambadu siempre ha procurado contribuir con representantes y proveedores, con la misma firmeza de voluntad con la que defiende y defenderá los intereses de sus socios y de su sector. La unión es nuestra fuerza en el mercado local, en tanto que la Organización Comercio Detallista de las Américas es nuestro poder internacional. Hace años que se terminó el desamparo individual del pequeño comercio de cercanía.