Cambios tecnológicos obligan a acelerar decisiones, dicen expertos

Uruguay necesita capacitar a los jóvenes para afrontar las nuevas formas de empleo
La percepción de muchos expertos es que la irrupción de nuevas tecnologías en el mundo del trabajo y en varios sectores de actividad marca que el futuro ya llegó, y eso genera desafíos quizás impensados años atrás, aunque también oportunidades. Expertos señalan que el cambio tecnológico al que se asiste es solamente comparable con la revolución industrial y sostienen que la única manera de hacer frente a esa realidad es con educación.

"Hay cosas que no van a morir; no necesariamente todo el mundo se va a quedar sin trabajo", sentenció ayer el economista Leandro Zipitría durante su disertación en el evento "Empleo y productividad ante el desafío del cambio tecnológico", organizado por el Partido Independiente.
Señaló que se asiste a un nivel de competencia en distintas actividades por la irrupción de la nueva tecnología que era impensable años atrás y eso genera desafíos.

"Nadie hubiera pensado hace un tiempo que hubiera un dispositivo para pedir comida", ejemplificó. Indicó que en el escenario actual es indispensable tener la mayor cantidad de datos e información posible, algo que se vuelve difícil en el país.
"Hay una gran opacidad para conocer datos de empresas y sectores; eso es un misterio en Uruguay", sostuvo Zipitría.

En ese sentido agregó que es muy difícil diseñar políticas públicas para sectores que podrían enfrentar problemas ante la llegada de los cambios tecnológicos sin conocer datos de productividad, ventas, facturación o empleo de las empresas.
"Hoy no sabemos cuál va a ser el próximo golpe. ¿Cómo nos preparamos? Sentados y esperando", afirmó el economista. Esa falta de información, expuso Zipitría, hizo que se perdiera demasiado tiempo para reajustar la actividad de muchos sectores.
"El momento para procesar muchos de los cambios ya pasó y ahora los ajustes se van a procesar de la peor forma", sostuvo.

Otro de los disertantes fue Pablo Darscht, de la Universidad de la República. Durante su exposición señaló que se asiste a "un momento de disrupción solo comparable con la revolución industrial".
Como un ejemplo de la "digitalización de prácticamente todo" señaló que hace 10 años era muy difícil pensar que en las canchas de fútbol podría haber cámara de reconocimiento facial de los aistentes.

Agregó que existen sectores de actividad donde el trabajo será sustituido por máquinas y gente desplazada por autómatas.
Y en ese escenario, expresó que el trabajo no se terminará aunque sí habrá modificaciones, y por eso habrá que tomar iniciativas para "lidiar con el cambio tecnológico". Entre ellas señaló a la necesidad de tener una educación para "formar a los trabajadores del futuro".

A su turno, el socio de CPA Ferrere Bruno Gili indicó que se está ante un tiempo de cambio y el país tiene "problemas para tomar decisiones".
En ese nuevo tiempo descripto por Gili se están transformando los modelos de negocios más tradicionales y eso llevará a que "las operaciones donde haya intermediarios van a desaparecer".
Sin embargo, para Gili, la irrupción de las nuevas tecnologías es algo positivo. "Vivimos el mundo de la digitalización y la robotización. Pero el mundo está a nuestra disposición, hay que mirarlo como una oportunidad", afirmó.

Pero para ello es necesario apuntar a la educación, ya que un tercio de los estudiantes no termina su formación. Entonces quedarse a "medio camino" por no formar trabajadores capaces de hacer frente a los puestos de empleo que vendrán puede generar un riesgo, porque los efectivamente especializados serán requeridos para cumplir tareas en países con mayor tecnología y terminarían emigrando, según Gili.

Populares de la sección