Cameron deja la política meses después de perder el brexit

Ex primer ministro británico abandona su cargo como diputado
El ex primer ministro británico David Cameron, que dimitió en junio al perder el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, anunció ayer que también abandona su banca de diputado, el último cargo político que ostentaba.

Cameron, quien llegó al poder en 2010, dijo que le había informado a la primera ministra, Theresa May, su decisión de dejar de representar el distrito de Oxfordshire para dejar espacio a alguien que pueda concentrarse en esa zona del centro de Inglaterra.

"He pensado larga y duramente sobre esto durante el verano (boreal) y he decidido que lo correcto es renunciar como miembro del Parlamento", dijo a la BBC.

"En mi visión de la política moderna, con las circunstancias de mi renuncia, no es realmente posible ser un legislador siendo un ex primer ministro. Pienso que cualquier cosa que haga se convertirá en una gran distracción y un gran desvío de lo que el gobierno necesita hacer por nuestro país", agregó.

Cameron ganó dos elecciones legislativas, en 2010 y 2015, pero dimitió al año de iniciarse su segundo mandato tras defender la permanencia en el bloque europeo en el plebiscito del 24 de junio y salir derrotado.

El ex primer ministro, de 49 años, había renunciado al Ejecutivo del Reino Unido en junio poco después de que el 52% de los británicos ignorara sus llamados y votara por dejar la Unión Europea, afirmando que el país necesita un "nuevo liderazgo" para negociar la salida del bloque, conocida como "brexit".

Cameron acudió varias veces al Parlamento desde que renunció al máximo puesto, pero tuvo poco impacto. Anteriormente había dicho que completaría su mandato hasta la próxima elección prevista para 2020.

Cuando en la cadena ITV le preguntaron cómo sería recordado, Cameron aseguró: "Estoy seguro de que me recordarán por haber honrado mi compromiso de celebrar el referéndum (sobre la UE), una promesa que muchos creían que no mantendría". La convocatoria a la consulta había sido una promesa de campaña.

Bajo su mandato, el Reino Unido legalizó el matrimonio homosexual y se recuperó económicamente de la crisis, a fuerza de austeridad presupuestaria, pero muchos no le perdonan que convocara el referéndum de la UE, el segundo gran plebiscito de su mandato tras el de independencia de Escocia, que en 2014 fracasó con casi 45% de votos a favor de la escisión.

Del cielo al infierno

Cameron nunca levantó grandes pasiones, ni en su partido ni entre sus electores. El político es padre de tres hijos y estudió en el prestigioso colegio privado de Eton.

En Eton coincidió con el que sería alcalde de Londres, Boris Johnson, que entonces se perfilaba como más brillante y prometedor, y que contribuyó a la muerte política de Cameron al liderar la campaña por el brexit.

Su trayectoria en Oxford y su entrada en política transcurrieron sin incidentes. Su ascenso fue rápida: en 2001 fue elegido diputado, en 2005 llegó a la cabeza del Partido Conservador, y en 2010, nueve años después de entrar en el Parlamento, se convirtió en primer ministro.

Como líder conservador, se abocó a la tarea de modernizar ese antiguo partido y actualizarlo con el mantra del conservadurismo "compasivo". También quiso terminar con las disputas sobre Europa, un motivo constante de batallas que terminó con carreras como la de la ex primer ministra Margaret Thatcher, y acabó también con la suya.

Fuente: Agencias

Populares de la sección