Canciones a prueba de mala onda

Desde el año pasado, la banda española Hinds es una de las promesas del indie; con su disco debut lo reafirman
Si una banda que apenas sacó un demo ya está haciendo notas para prensa internacional, es porque algo está pasando. Sea por una necesidad de la prensa actual por perseguir lo nuevo bueno, o un indicativo de que se está ante un proyecto interesante, la banda madrileña Hinds desde el día cero contó con ese sello de aprobación.

Carlotta Cosials y Ana García Perrote editaron sus dos primeras canciones bajo el nombre Deers –Bamboo y Trippy Gun– en julio de 2014, a los meses se transformaron en cuarteto –con Ade Martín y Amber Grimbergen–, y enseguida comenzaron a presentarse en vivo en Londres. Y desde entonces no han parado. El año pasado fueron nombradas como "la banda a seguir" por la revista NME, tuvieron que cambiar su nombre de Deers a Hinds por potenciales problemas legales con otra banda, tocaron 16 veces en el festival South By Southwest (que dura seis días), y giraron por Estados Unidos, Europa y Australia. Y en enero de este año editaron su disco debut.

Para Cosials, la prensa las abrazó de inmediato por su sinceridad en las entrevistas. "Primero llama la atención la música, pero les apetece hablar con nosotras porque saben que les vamos a decir la verdad. No hablamos desde un personaje sino desde el corazón", dijo a El Observador en plena ruta hacia Inglaterra. Los blogs musicales generaron la expectativa, pero fue su primer disco el que comprobó por qué el cuarteto merecía la atención. Con Leave Me Alone es fácil separar el hype del contenido real.
Hinds Bamboo

Cosials y García Perrote aprendieron entre ellas a tocar la guitarra; ninguna es cantante profesional. Eso se nota, pero para nada esto es una falla en el disco. Sus canciones ganan por su desenfado y simpleza, su acento español pronunciando las letras en inglés, los rasgueos ligeramente desafinados y la unión de ambas voces diferentes y complementarias.

"Por supuesto que las letras nos flipan y les dedicamos mucho cariño, pero nos gusta mucho utilizar el juego de quién de las dos está cantando", afirmó Cosials. En ocasiones funcionan en formato llamada y respuesta, superpuestas fuera de tiempo o terminando la frase de otra. "Es un poco como en el hip hop", explicó la cantante, "estoy aquí apoyando lo que dice mi amiga".

En este sentido, a la hora de grabar las voces no utilizan efectos, salvo alguna distorsión "elegante, no muy guarra", afirmó Cosials. "Nos gusta que estén un poco sucias. Le da como un toque; parece que estás tocando en la habitación de al lado".

Esa frescura lo-fi que conquistaba desde sus demos se siente intacta en el disco de estudio. En este sentido, muchas de las tomas del disco fueron grabadas en vivo. "Por eso las canciones tienen que ser buenas solamente hechas a guitarras y voces", afirmó. De esta manera, logran que limitaciones a la hora de tocar instrumentos o cantar jueguen a su favor.

Todo esto podría parecer desprolijo, pero está hecho con total minuciosidad. Eso confirma Cosials, cuando explica la realización de Leave Me Alone: "El germen de una canción puede salir muy rápido, pero tardamos un montón en cerrarla, en estructurarla bien; somos muy exquisitas. Entonces pues, hemos dormido muy poco".

Fue durante los viajes que Leave Me Alone se ensambló. Si bien componen solo cuando están en Madrid, la grabación fue en partes. "Todo lo que nos ha ocurrido en todas las partes del mundo, lo que vivimos en América, lo que aprendimos en Europa, todo está en el disco reflejado. Todas las canciones hablan de temas muy personales, de descubrimientos de la vida, de las personas y del amor", agregó la cantante y guitarrista.

A pesar de la buena prensa internacional y un material que destila diversión y que intuitivamente encuentra el gancho en el oído, Hinds se encontró al principio con una España misógina, que las ha mirado con recelo y criticado. "Creo que ha sido tan fuerte el rechazo que nos tenía toda la prensa española que de pronto se ha dado vuelta la tortilla", afirmó Cosials. "El otro día en Madrid tuvimos un concierto de la hostia, todo el mundo volviéndose loco. Marcó un antes y un después para nosotras.
Porque la gente antes iba como a tomarnos un examen. Nos miraban para juzgarnos".

En este sentido, Cosials destacó la falta de igualdad en la sociedad española, sobre todo en la música, ya que "se le hacía raro ver cuatro tías, encima tan jóvenes (tienen entre 19 y 24 años) , haciendo lo que hacían los tíos. Es chocante para mucha gente", afirmó.

Con la consigna "hacer lo que te da la gana con pasión", Hinds ha sabido navegar entre buenas y malas críticas, y en el medio ha logrado hacer canciones que consiguen con éxito tener la última palabra. Después de todo su "Leave me alone", no es una aspiración de soledad sino una afirmación de autosuficiencia. Hinds sabe lo que hace.

Hinds - Leave Me Alone


Género: Garage pop
Sello: Lucky number
Calificación: ****
Temas destacados: Garden, Warts, Castigadas en el Granero, Chili Town, Bamboo

Populares de la sección

Acerca del autor