Canciones para una niña

Estela Magnone presenta este jueves en la sala Zitarrosa el disco Pies pequeños, con 11 temas que musicalizan poemas de Mauricio Rosencof dedicados a su hija

Estela Magnone tiene una carrera musical de cuatro décadas pero había grabado hasta ahora solo tres discos como solista, todos ellos con producción artística de Jaime Roos, quien fue su marido. Ahora lanza Pies pequeños, la concreción de una idea que surgió hace poco más de una década, cuando Mauricio Rosencof le pasó una serie de poemas que había escrito en la cárcel dedicados a su hija.

Magnone ya había trabajado con el autor en El paraguas rojo, que es parte del disco Vals prismático, de 1993. Sin embargo, todavía no era el momento de usarlos. “Yo trabajé muchos años, de forma intermitente, en esas letras. En el momento en que me las dio se me ocurrieron algunas músicas pero quedó en eso. Tal vez tenían que aparecer mis nietas, y tener el mundo de la infancia de forma cotidiana para que pudiera terminar el disco”, conjetura la autora.

Su disco anterior fue Bruma de abril y es de 2007. Había editado Mujer de sal junto a un hombre vuelto carbón, a dúo con Jaime Roos, en 1984, y Vals prismático en 1993. Magnone también fue parte del grupo Travesía, junto a Mariana Ingold y Mayra Hugo, y juntas hicieron el disco Ni un minuto más de dolor, en 1981. Con el grupo Las tres (Laura Canoura y Flavia Ripa) sacaron el disco Las tres, en 1989.

“Nunca le encontré mucho sentido a eso de tener que grabar un disco por año, o cada dos años. Me parece que los discos tienen un proceso natural que depende de muchas cosas, y llega un momento en que aparece terminado, cuando esas canciones ya están prontas para ser grabadas”, explica.

Magnone dice que el proceso fue lento y natural, hasta que las canciones terminaron de madurar, el año pasado, cuando ya las había incorporado al alma. Y la música salió de esos versos. “Es un disco muy mío, pero menos melancólico, más luminoso, más alegre, inspirado en las letras que tienen un tono muy esperanzado”.

Los arreglos son propios y también de Fabián Marquisio, que trabajó con Magnone en la producción artística. “Me resultó muy lindo cantar sobre esos arreglos. Tiene mucho que ver conmigo, y el disco quedó uniforme, unitario. Hay más canciones en tono mayor, me di cuenta después, y eso le da un clima menos tristón”.

La presentación mañana a la hora 21 en la sala Zitarrosa contará con la participación de Fabián Marquisio y Gonzalo Franco en guitarras, Matías Fernández en cello, Moyi Figueira en bajo, Mauro Clavijo en percusión y, como invitadas especiales, a Malena Muyala, Shyra Panzardo y Arlett Fernández.

“Malena está en dos temas: cantamos juntas en el mismo micrófono. Queda una mezcla muy particular que a mí me gustó mucho. En el disco, además, está doblado y entonces quedan como cuatro o seis voces pero totalmente uniformes, como si fuera una sola voz, aunque el timbre varía; su timbre y el mío quedan entreverados”, adelanta Magnone.

El disco incluye milonga, ”porque yo soy muy milonguera”, pero también hay samba, vals, guayno, zamba “y también ritmos que no son definibles. Es muy variado, como toda mi obra. No tengo ningún prejuicio”.

La música que escucha Magnone tiene que ver con la fidelidad a sus viejos amores, como Bach, los Beatles, Tom Jobim y Chico Buarque, pero su pasión es investigar y eso la llevó a la música de Cabo Verde y al músico Bau, y también a conocer al trío folclórico cordobés MJC.

En cuanto a sus referentes en la música nacional, cita a Amalia de la Vega, como la primera influencia, y después Mateo, Rada y Los Shakers. “Haber grabado con Jaime (Roos, con quien estuvo casada), haber hecho canciones de su autoría, a mí me marcó muchísimo desde el punto de vista de mi forma de componer y de la exigencia al grabar”.

Sobre el panorama actual de la música uruguaya, Magnone cree que hay mucho pero no tan bueno: “Hay una cantidad impresionante de músicos en Uruguay. Creo que la tecnología ayudó. Ahora es fácil. Lo hacés y lo subís. Hay muy buenos instrumentistas, pero desde el punto de vista de los autores no hay tanta cosa. Tocan muy bien, graban muy bien, pero hay pocos autores con una obra importante”, concluye.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios