Canon denuncia que siguen los abusos y corrupción en Aduanas

Jerarca y sindicato mantienen enfrentamiento y cruzan acusaciones
El cortocircuito entre el director nacional de Aduanas, Enrique Canon, y el sindicato de trabajadores por la reestructura de la oficina recaudadora continúa y lejos de moderarse, se suman elementos que cada vez distancian más a los involucrados.
El lunes 13 de febrero hubo una reunión de ambas partes en la Dirección Nacional del Trabajo (Dinatra) para buscar un acercamiento sobre la reorganización de la Aduana, pero ni siquiera pudo firmarse un acta de desacuerdo cuando terminó el encuentro. Previo a eso, el jerarca escribió un editorial en el anuario 2016 de Dirección Nacional de Aduanas (DNA) donde pidió terminar con prácticas abusivas e irregulares en la oficina.

En la publicación, Canon señaló que "no todo funciona bien en la DNA" y añadió no ser "tan ciego ni tan sordo como para no enterarme de múltiples deficiencias en la gestión". Indicó que hay mucho para mejorar en varias materias. Y allí enumeró, entre otros aspectos, al "clima interno, las licencias médicas abusivas, la desidia en el trabajo, los abusos de autoridad, el tráfico de 'favores', el 'amiguismo', hacer la 'plancha', la subsistencia de prácticas corruptas, el encubrimiento, el ausentismo laboral y mucho más".

Sostuvo que se debe entender que la Aduana se encuentra en una nueva fase. "Podemos comprender este momento con una nueva mejor oportunidad para construir entre todos. O podemos desaprovechar la oportunidad transformando esta negociación en enfrentamientos tan estériles como inconducentes", dijo Canon. En junio del año pasado, a instancia de un recurso presentado por un grupo de trabajadores, una sentencia del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) anuló un decreto de reestructura de la DNA aprobado en 2013. El fallo del TCA manifestaba que la reestructura violaba el derecho a la carrera funcional, ya que el nuevo esquema operativo preveía que los cargos jerárquicos se ocuparían en forma transitoria por decisión del director de la Aduana en base a un criterio de dedicación exclusiva y con un acuerdos de gestión.

Días después de la sentencia un nuevo decreto otorgó a la DNA un plazo de 180 días para presentar otra propuesta de reestructura. Con ese nuevo plan fue que jerarcas y sindicato se encontraron el mes pasado y no llegaron a un acuerdo. El plazo ya venció y no hay una propuesta de reestructura. A su vez, el 7 de febrero el TCA volvió a otorgarle razón a los empleados aduaneros.

Enfrentamiento

El presidente de la Asociación de Funcionarios de Aduana (AFA), Roberto Valdivieso, dijo a El Observador que lo que hace el sindicato es defender la carrera administrativa y los derechos de los trabajadores.

"Entre 2013 y 2016 se desconoció la carrera y colocaron gente. Los funcionarios de carrera que dieron concurso y tienen la experiencia para ejercer tareas en su gran mayoría no fueron tomados en cuenta", señaló.

El dirigente desconocía el editorial de Canon y los dichos del jerarca agregaron un nuevo elemento a la confrontación.

"Si Canon es el capitán de este barco y está diciendo que hay abuso de funciones debería ser el primero en denunciarlo. Yo no defiendo a ningún funcionario corrupto. Hoy está Canon, que es un representante político, pero lo que queremos nosotros es salvaguardar la carrera administrativa. No es por Canon, no es una cuestión política ni personal. Nos asiste derecho y van dos veces que nos dan la razón", afirmó el presidente de la AFA.

Valdivieso agregó que en la situación hay una gran cuota de irresponsabilidad que no corresponde al sindicato. "Hay malestar en funcionarios de Aduana de todo el país. (Canon) ha criticado al sindicato, no reconoce derechos. Se preocupó más por darle cargos a sus amigos", sostuvo. l