Cara a cara y con Trump sin nada que perder

Candidatos a la Casa Blanca tendrán este lunes su primer debate tras meses de polémicos cruces
Aunque en Uruguay los candidatos que encabezan las encuestas previas a una elección rechazan sistemáticamente un debate televisivo con sus rivales, en Estados Unidos esa instancia de mano a mano es un requisito fundamental a superar por quien pretenda ser el presidente más poderoso del mundo.

La tradición se extiende desde el 26 de setiembre de 1960, cuando el demócrata John Fitzgerald Kennedy y el republicano Richard Nixon debatieron ante 70 millones de telespectadores, en una elección que ganó el primero.

El formato evolucionó y ahora se trata de una sucesión de debates que abarcan distintos temas. La batalla electoral entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump tendrá el primer cara a cara este lunes.

A seis semanas de las elecciones del 8 de noviembre, el encuentro, que durará 90 minutos, es esperado con ansias por la polarización mostrada entre candidatos en sus continuos cruces verbales.

Los temas a debatir serán la seguridad, la economía y la dirección de EEUU, áreas amplias que también pueden incluir políticas de defensa y de educación.

"Clinton tiene poco margen para criticar al rival. El nivel del absurdo en la carrera de Trump a la candidatura presidencial genera que su contrincante no sepa dónde atacarlo", dijo a El Observador el investigador del Centro de Estudios para América Latina de la Universidad de Georgetown, Nicolás Albertoni. De todos modos, el analista consideró como puntos débiles del magnate que no haya publicado sus ingresos ni pagos de impuestos, y su desconocimiento en política exterior.

En materia económica, uno de los temas que puede levantar polémica es la desigualdad, ya que la economía de EEUU crece pero la equidad disminuye y, según Albertoni, "eso muestra que el modelo tal cual está no es sustentable".

Antes de las elecciones presidenciales habrá otros dos debates, el 9 y el 19 de octubre, y uno entre los candidatos a vicepresidente el 4 de octubre.

Aunque Clinton era clara favorita al inicio de la carrera electoral, el promedio de las encuestas marcaba el jueves una ventaja de apenas 2,1% para la demócrata con 45,5% de las preferencias, de acuerdo al sitio RealClearPolitics. Hace un mes y medio esa diferencia era de casi 8 puntos, y en marzo superaba los 11.

En dos de los estados clave donde se definirá la elección –Ohio y Florida–, Trump está al frente por 5% y 3% respectivamente, según un sondeo de CNN-ORC publicado hace una semana.

En un escenario donde Trump explotó su discurso xenófobo hacia musulmanes y latinos, un relato que le dio rédito electoral, Clinton suele mostrarse más cauta sobre los continuos embates del magnate.

Clinton llegará algo debilitada después de haber tenido que suspender su campaña por cuatro días debido a un quebranto de salud el 11 de setiembre y el intento de su equipo por ocultarlo. Su salud ya había sido puesta en duda por Trump y esta caída solo lo reforzó.

Además, en la última semana hubo atentados en Nueva York, Nueva Jersey y Minnesota. Eso podría favorecer a Trump y su discurso antiislam en el debate por la presidencia de un país donde, según Albertoni, el temor a los ataques "sigue intacto".

Cómo verlo

En Uruguay el debate podrá verse en vivo este lunes a la hora 22. En español, por El Observador TV, por CNN en Español y por el canal de YouTube de la cadena estadounidense Telemundo. En inglés, por cable a través de CNN International y Fox News, por YouTube (canales de PBS y The Washington Post), Facebook Live (ABC News) y Twitter (Bloomberg).

Populares de la sección